Actualidad

Suspenden en España un partido de fútbol por cánticos 'antinazis' contra un jugador ucraniano y lo intentan relacionar con "propaganda rusa"

Publicado:
Los gritos iban dirigidos al futbolista Roman Zozulya durante un encuentro entre el Rayo Vallecano y el Albacete, de la segunda división.
Suspenden en España un partido de fútbol por cánticos 'antinazis' contra un jugador ucraniano y lo intentan relacionar con "propaganda rusa"

Este domingo se suspendió un partido de fútbol que se disfrutaba en Madrid y que enfrentaba al Rayo Vallecano y al Albacete por los cánticos de la afición vallecana contra el jugador Roman Zozulya, que decían "puto nazi", situación que algunos medios han querido ligar a la "propaganda rusa".

El equipo de Zozulya, el Albacete, que disputaba este encuentro de la Segunda División española como visitante, decidió no jugar la segunda parte, cuando el marcador reflejaba un empate a cero, después de que por la megafonía del estadio se pidiera que cesaran los gritos contra su jugador. Tras informar al árbitro de esta determinación, el colegiado decidió dar el partido por suspendido con visto bueno de las directivas de ambas aficiones.

Una polémica con historia

La polémica historia de Roman Zozulya en el fútbol español se remonta a comienzos de 2017, cuando el deportista ucraniano llegó al Rayo Vallecano cedido por otro equipo español, el Betis. Desde el anuncio de su fichaje, la afición vallecana mostró su rechazo hacia el jugador, acusándole de tener ideología neonazi, por lo que pocos días después de anunciarse su incorporación regresó a Sevilla sin ni siquiera haber debutado ni haberse entrenado con el club.

'Vallekas no es lugar para nazis' o 'Zozulya fuera de Vallekas' fueron algunas de las frases que se pudieron leer entonces en pancartas y pintadas en los alrededores del estadio del equipo de fútbol. 

Tratando de situar a RT detrás de la polémica

Tras la suspensión del partido, un programa radiofónico, Carrusel Deportivo, rescató un artículo de 2017 de El País, que relacionaba la actitud de la hinchada vallecana con RT y otros medios rusos: 'Así influyó la propaganda rusa en el veto a Zozulya', se titulaba.

Lo cierto es RT en aquellas fechas solo publicó tres informaciones al respecto, haciéndose eco de la polémica desatada en España –y no con anterioridad– después de que la afición del club madrileño ya hubiese mostrado su abierta oposición al jugador ucraniano.

Sin embargo, el diario español ponía el foco en que desde medios rusos se había ligado al nacionalismo ucraniano con la ideología neonazi y, según su teoría, eso estaría en la raíz de la percepción de este jugador como afín a ideas fascistas.

¿Qué se sabe de la filiación ideológica de Zozulya?

Desde su intento de traspaso al Rayo Vallecano han sido constantes las acusaciones al jugador ucraniano de tener simpatías por las ideas neonazis. El propio futbolista intentó desmentirlos con un comunicado que hizo público en 2017 en el que decía: "No estoy vinculado ni apoyo a grupo paramilitar ni neonazi alguno", y afirmaba haber colaborado con el ejército de su nación para proteger a su "país, además de ayudar a los niños y a los más desfavorecidos".

No obstante, el periodista Antonio Maestre ha lanzado una recopilación de 'pruebas' que demostrarían que este deportista sí tendría una filia nazi. Así, ha publicado una foto de Zozulya señalando un marcador. "El 14-88 forma parte de citar las 14 palabras de un lema nazi y Heil Hitler porque la H es la letra 8 del alfabeto", ha explicado en su cuenta de Twitter. 

También ha apuntado nexos con los Ultras del Metalyst y sostiene que este jugador ha estado "siempre cerca de todos los grupos ultras neonazis de los clubes en los que ha estado".

Además, Maestre ha enseñado fotografías del ucraniano con imágenes de Stepan Bandera, líder de los nacionalistas de Ucrania en la II Guerra Mundial, que el periodista califica como "indicios. Cosillas. Pistas. Algo nazi sí que es".

¿Primera vez que suspenden un partido en España?

La prensa española ha reiterado que se trata de la primera vez que se da esta circunstancia: la suspensión de un partido por insultos hacia un jugador. De hecho, en la memoria colectiva quedan infames recuerdos de aficionados enviando mensajes racistas o xenófobos.

Lo cierto es que esta coyuntura sí se había dado en España con anterioridad, aunque con una trascendencia mucho menor al tratarse de una categoría inferior no profesionalizada y no haber saltado a la mayoría de medios nacionales. Así, en marzo de este mismo año el colegiado decidió parar en el minuto 88 el encuentro que disputaban Castillo CF y CF Unión Carrizal en 1ª Regional. El motivo fueron los insultos racistas que los espectadores estaban dirigiendo a uno de sus asistentes.

Postura de La Liga de Fútbol Profesional

La Liga de Fútbol Profesional, la asociación compuesta por los clubes de primera y segunda división española encargada de organizar los campeonatos de ambas categorías, emitió un comunicado tras la suspensión en la que manifestaba "su acuerdo con la decisión tomada" por el colegiado "de suspender el encuentro ante los graves insultos y amenazas" contra Zozulya y ante la petición de los dos equipos".

El entrenador del Albacete, Luis Miguel Ramis, ha defendido la suspensión afirmando que tenían el respaldo de La Liga y de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), además de calificar a Roman Zozulya como "un 10", "un chico honesto, con carácter competitivo".

Por su parte, el Rayo Vallecano a través de un comunicado ha lamentado "profundamente los hechos acaecidos", mientras que su entrenador, Paco Jémez ha afirmado: "Espero que si ocurre esta misma situación en otro estadio se tendrá que obrar de la misma manera".

Otros cánticos sin suspensión

La polémica que ha supuesto la suspensión de este partido se ha centrado en que es la primera vez que las dos categorías profesionalizadas del fútbol español se toma una decisión de esta envergadura frente a las proclamas de las aficiones.

Lamentablemente célebres fueron los cánticos de los seguidores del Betis en 2015: "Rubén Castro alé, Rubén Castro alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien", en referencia al proceso judicial por el que Castro estaba siendo investigado como presunto autor de un delito de malos tratos. El partido no se detuvo en ningún momento.

Otro gesto que se ha repetido en los estadios españoles ha sido el lanzamiento, a modo de insulto, de plátanos a jugadores negros o mulatos. El caso más famoso fue el de Dani Alves, jugador del Barcelona, que en 2014 reaccionó comiéndose la fruta de manera irónica.

Gritos deseando la muerte de un jugador, insultos homófobos, o frases machistas, que frecuentemente se han escuchado en diferentes estadios, hasta ahora no habían merecido la reacción mostrada en esta ocasión.

Covid19