Actualidad

El multimillonario sospechoso de tres asesinatos admite haber escrito la nota con la ubicación del cuerpo de su amiga, a la que está acusado de matar

Publicado:
Los fiscales afirman que Robert Durst mató a Susan Berman porque temía que ella contara lo que sabía sobre la desaparición de su esposa, mientras que Morris Black fue asesinado después de conocer su verdadera identidad.
El multimillonario sospechoso de tres asesinatos admite haber escrito la nota con la ubicación del cuerpo de su amiga, a la que está acusado de matar

Los abogados de Robert Durst, multimillonario estadounidense sospechoso de tres asesinatos, han admitido que su cliente escribió la nota que informó a la Policía sobre la ubicación del cuerpo de su amiga, a la que está acusado de matar, según informó este miércoles AP, citando documentos judiciales. 

La periodista y amiga de Durst, Susan Berman, fue hallada con un balazo en la nuca en su apartamento en Los Ángeles (California), la víspera de Navidad del año 2000 después de que los agentes recibieran una carta con la dirección del apartamento de la víctima y solo una palabra: "cadáver".

Por su parte, el multimillonario de 76 años, quien se declaró inocente del asesinato de Berman, había negado durante una entrevista que hubiera escrito la carta y señaló que solo pudo haber sido enviada por el homicida. 

Fue aquella entrevista, tras la cual Durst, sin saber que todavía llevaba un micrófono encendido, se escuchó murmurando para sí mismo: "¿Qué demonios hice? Los maté a todos, por supuesto".

Los abogados también habían negado durante mucho tiempo que su cliente escribiera la nota en cuestión. "[El hecho de que admitimos que escribió la carta] no cambia el hecho de que Robert Durst no mató a Susan Berman y no sabe quién lo hizo", señaló el abogado Dick DeGuerin.

Tres víctimas de Durst

De acuerdo con los fiscales, el empresario mató a Susan Berman porque temía que la mujer —que antes de la muerte desempeñaba el papel de su portavoz no oficial— le contara a la Policía lo que sabía sobre la desaparición de su esposa, Kathleen Durst, en Nueva York en 1982.

El cuerpo de Kathleen nunca fue encontrado y fue declarada muerta hace dos años. Su esposo es considerado el principal sospechoso de su presunto asesinato, pero nunca ha sido acusado. En las audiencias previas al juicio los testigos señalaron que Berman les confesó que Durst reconoció haber matado a su esposa y que ella lo ayudó a encubrir el crimen

Después de la muerte de Berman, el empresario se escondió en Galveston (Texas), donde se disfrazó como una mujer muda en una pensión. Allí, conoció a Morris Black, a quien mató en 2001 en lo que afirmó que fue defensa propia después de que ambos hombres lucharan por un arma.

Tras el asesinato, Durst desmembró y luego ocultó el cuerpo, por lo que recibió una condena de cinco años en prisión y fue puesto en libertad en 2006. Los fiscales, por su parte, afirman que Black fue asesinado después de conocer la verdadera identidad de Durst.

El multimillonario fue arrestado de nuevo el 14 de marzo de 2015 en la ciudad de Nueva Orleans (Luisiana), donde se alojaba en un hotel bajo un seudónimo y parecía estar haciendo planes para abandonar el país.

El juicio está programado para el próximo 10 de febrero. El fiscal de distrito adjunto, John Lewin, planea presentar pruebas de que los asesinatos de Black y Berman fueron parte de un esfuerzo de Durst para encubrir el asesinato de Kathleen años antes, según AP.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

RT