Actualidad

Las víctimas del 'gatillo fácil': un informe revela que casi dos personas al mes mueren por brutalidad policial en Buenos Aires

Publicado:
Un documento elaborado por la Legislatura de la capital argentina registra 43 decesos en 26 meses, en casos atribuidos a la violencia institucional.
Las víctimas del 'gatillo fácil': un informe revela que casi dos personas al mes mueren por brutalidad policial en Buenos Aires

Un informe de la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires (Argentina) indica que en esa ciudad murieron casi dos personas por mes, entre 2017 y 2019, en hechos vinculados a abusos policiales.

De acuerdo al análisis que realizó la Comisión Especial de Seguimiento y Prevención de la Violencia Institucional del parlamento porteño, un total de 43 decesos se produjeron a lo largo de 26 meses, bajo responsabilidad de la Policía de la capital argentina. 

El informe fue presentado en noviembre pasado, y corrobora datos ya denunciados por la Coordinadora Contra la Represión Policial (CORREPI), en los que se da cuenta de "la criminalización de la protesta social, la persecución a dirigentes y militantes políticos, sindicales, barriales y estudiantiles, el hostigamiento a los trabajadores y trabajadoras informales, y el 'gatillo fácil' por parte de las fuerzas de seguridad a los y las jóvenes en los barrios y asentamientos" de la ciudad, que gobierna Juntos por el Cambio (macrismo).

A su vez, el análisis, presentado por la titular de la comisión especial, la legisladora Myriam Bregman (Partido de los Trabajadores Socialistas - Frente de Izquierda), alerta sobre "el acoso policial a jóvenes en las escuelas y sus inmediaciones".

A nivel nacional, CORREPI había registrado durante los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri "un muerto por responsabilidad de las fuerzas represivas cada 21 horas", lo que marcó "un imponente salto represivo" en relación a las cifras de todo el período democrático, es decir, desde 1983 a la fecha. 

Un caso emblemático, ocurrido en agosto del año pasado en la ciudad, fue el del hombre que murió tras recibir una patada en el pecho de un oficial porteño en plena calle. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad de la zona. En tanto, el uniformado, identificado como Esteban Armando Ramírez, fue detenido y liberado pocos días después, aunque sigue siendo investigado por la Justicia. 

RT