Actualidad

Herederos de Rothschild demandan a Viena por usurpar una propiedad suya confiscada por los nazis

Publicado:
Se trata de una de las mayores reclamaciones de restitución impugnada por descendientes de las víctimas del III Reich.
Herederos de Rothschild demandan a Viena por usurpar una propiedad suya confiscada por los nazis

Herederos de la dinastía Rothschild han interpuesto una demanda contra la ciudad de Viena, la capital de Austria, en la que reclaman unas propiedades de las que, supuestamente, se apoderaron las autoridades locales, después de que la prominente familia tuviera que huir del país durante la Segunda Guerra Mundial, reporta el periódico The Financial Times.

La demanda fue presentada por el destacado inversionista estadounidense Geoffrey Hoguet, bisnieto de Albert von Rothschild. En 1905, su bisabuelo, el barón Albert von Rothschild, fundó una fundación benéfica para ayudar a la gente con trastornos psiquiátricos y establecer unos de los primeros centros de tratamiento de salud mental en el mundo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, las propiedades de la rama austriaca de la familia Rothschild, incluidas las de la fundación, fueron confiscadas por los nazis. En 1956, un año después del fin de la ocupación aliada de Austria, la fundación fue restablecida, aunque —alega Hoguet— se hizo sin informar a los herederos del propietario original. 

Antes de la llegada de los nazis, el fondo era administrado por un comité de 12 fideicomisarios, nueve de los cuales pertenecían a la familia Rothschild, pero después de su restablecimiento, en los años 50, la dirección de la fundación pasó a los fideicomisarios nombrados por la ciudad.

Medio siglo más tarde

Durante décadas, el estado de sus activos permaneció sin cambios, hasta que en 2002 los nuevos administradores vendieron a la ciudad de Viena —por un precio muy por debajo del de mercado, según Hoguet— el pequeño palacio de Maria Theresien Schlössel.

Los herederos de la prominente dinastía de origen judío alemán no sabían nada hasta el año pasado. Unos miembros de la comunidad judía de Viena vieron que estaban cortando los árboles en el territorio del hospital psiquiátrico de Rosenhügel y se pusieron en contacto con Hoguet y sus familiares.

Según documentos obtenidos por el periódico, incluida una copia del testamento de Albert von Rothschild de 1907, el barón legó al fondo 20 millones de coronas suecas. En la actualidad, esto equivale a aproximadamente 120 millones de euros.

Esta reclamación es una las mayores de restitución impugnada por descendientes de las víctimas de los nazis conocidas hasta la fecha. Según medios locales, la primera audiencia se celebrará en Viena el próximo 20 de febrero.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19