Actualidad

La guerra narco, sin tregua en México: fugas, detenciones y decomisos

Publicado:
En solo una jornada, el escape de reos que tenían orden de extradición a Estados Unidos contrastó con la detención de presuntos familiares de importantes capos que permanecen prófugos.
La guerra narco, sin tregua en México: fugas, detenciones y decomisos

La ciudad de México, Sinaloa y Guanajuato fueron escenario, en apenas unas horas, de una triple fuga y un par de capturas que se enmarcan en la violencia narco que desde hace 14 años crece en el país. 

En el caso de la capital, la Secretaría de Gobierno confirmó en un comunicado la evasión de Yael Osuna Navarro, Luis Fernando Meza González y Víctor Manuel Félix Beltrán, que provocó particular conmoción porque este último está identificado como el principal operador financiero de la familia de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, el líder del Cártel de Sinaloa que el año pasado fue condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.

Triple fuga en un reclusorio de Ciudad de México

Los acusados escaparon del Reclusorio Preventivo Varonil Sur de la Ciudad de México, justo en un momento en el que avanzaba el proceso para ser enviados a Estados Unidos con cargos de delitos contra la salud, asociación delictuosa y tráfico de sustancias ilegales, tal y como ha ocurrido con cientos de narcotraficantes.

Félix Beltrán, alias 'El Lic', estaba detenido desde octubre de 2017, pero aun así seguía señalado como cercano colaborador de la familia Guzmán, en particular de los hijos del 'Chapo' que siguen manejando el cártel. La relación es familiar, ya que el hoy prófugo es hijo de Víctor Manuel Félix, consuegro del jefe narco.

El subsecretario del Sistema Penitenciario, Antonio Hazael Ruiz, informó que entre seis y 10 funcionarios de la prisión serán investigados, ya que sin su presunta complicidad es imposible que la fuga se llevara a cabo, mientras que la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, responsabilizó al Sistema Penitenciario Federal porque ya se les había solicitado el traslado de los imputados a cárceles más seguras, lo que nunca ocurrió.

Detenciones en las familias de los cárteles

A 1000 kilómetros de distancia, y en contraste con la fuga, las autoridades presumieron en Culiacán, Sinaloa, la detención de Ismael Quintero Arellanes, sobrino de Rafael Caro Quintero, uno de los jefes narco más legendarios del país, quien estuvo preso durante 28 años. Fue liberado en 2013, pero un par de años después se libró una nueva orden de captura en su contra y desde entonces es uno de los prófugos más buscados del mundo. 

Al igual que los tres presuntos narcos fugados en la ciudad de México, Quintero Arellanes está acusado de formar parte del Cártel de Sinaloa y también tiene pedido de extradición por parte de Estados Unidos por los cargos de delitos contra la salud, asociación delictuosa, portación de armas de fuego y producción y tráfico de drogas ilegales.

En Celaya, Guanajuato, la Fiscalía General del Estado anunció la detención de otros cuatro presuntos narcotraficantes, entre ellos Karina 'N', pareja de José Antonio Yépez Ortiz 'El Marro', líder del Cártel de Santa Rosa de Lima que tiene en el tráfico de cocaína y el robo de combustibles algunos de sus principales ingresos. En el operativo se secuestraron, también, una AK-47 y otras armas de fuego, cientos de cartuchos, portafusiles, artefactos explosivos metálicos, chalecos antibalas y vehículos. 

El jet procedente de Argentina

El reporte de la guerra contra el narcotráfico de esta semana incluye decomisos que alertan sobre la reapertura o búsqueda de rutas por parte de las organizaciones criminales, ya que el miércoles la Secretaría de la Defensa Nacional decomisó en Cozumel, estado de Quintana Roo, un avión privado que había viajado desde Salta, Argentina, con un cargamento de casi una tonelada de cocaína. 

El hallazgo elevó las alertas en el gobierno de Alberto Fernández, ya que demuestra que Argentina sigue siendo codiciada zona de tránsito para los narcotraficantes que buscan caminos para trasladar la cocaína que se produce en Bolivia, Colombia y Perú.

Cecilia González

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos

Covid19