Actualidad

Duque afirma que la paz "va por buen camino" mientras su ministra de Interior dice que el acuerdo es "semifallido"

Publicado:
El mandatario considera que aún quedan "retos" por superar, entre ellos, la garantía de seguridad para los excombatientes.
Duque afirma que la paz "va por buen camino" mientras su ministra de Interior dice que el acuerdo es "semifallido"

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que la paz en su país "va por buen camino", contradiciendo lo expresado por su ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, quien afirmó durante un foro que el Acuerdo de Paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) había sido "semifallido".

Duque manifestó que "la paz con legalidad marcha bien, en ejecución", a pesar de que, en su opinión, las disidencias de los grupos armados "tratan de sembrar el terror en algunos lugares", recoge El Espectador.

El mandatario dijo que su Gobierno tenía "retos" y que no podía ser "triunfalista". "Ahí donde tengamos esos retos, tenemos que ser implacables con toda la capacidad del Estado", aseveró.

En su discurso desde Tibu, municipio del departamento del Norte de Santander, Duque calificó el acompañamiento de su Administración a los excombatientes que se acogieron a los acuerdos de La Habana como una forma de lograr la paz, sin embargo, hasta ahora han sido asesinados cinco exguerrilleros en medio de denuncias de incumplimiento del Gobierno de lo establecido en cuanto a seguridad, garantías para la subsistencia y desarrollo de proyectos socioproductivos.

Lo que dijo la ministra

En opinión de la titular de la cartera de Interior, existe "presión" por la implementación del  acuerdo con las FARC. "Acuerdo que, diría en lo personal, es semifallido".

Para Gutiérrez, si bien el Gobierno "ha respetado la institucionalidad del acuerdo", el extinto grupo guerrillero, devenido en partido político, no ha cumplido.

La ministra atribuye ese supuesto incumplimiento a la aparición de las disidencias, que son conformadas por exmiembros de ese grupo guerillero que no se sumaron al deje de las armas, y que para ella son el "combustible de muchos de los problemas por los que transita Colombia".

Sin embargo, el panorama de violencia en el país suramericano es aún más complejo y en él operan tanto miembros de bandas criminales, de origen paramilitar, narcotraficantes e integrantes de otros grupos insurgentes.

Solo en lo que va de año, según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), han sido asesinados 28 líderes sociales en medio de las disputas de los grupos violentos, que se pelean por el control de las zonas que fueron abandonadas por la guerrilla tras los acuerdos.

Covid19