Actualidad

Condenan a un año de prisión a la exvicepresidenta de Ecuador María Alejandra Vicuña

Publicado:
Según la sentencia, Vicuña violó leyes locales al solicitar aportes económicos a sus colaboradores, a cambio de mantener sus puestos de trabajo cuando era legisladora.
Condenan a un año de prisión a la exvicepresidenta de Ecuador María Alejandra Vicuña

La Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador condenó a un año de prisión a la exvicepresidenta María Alejandra Vicuña, tras ser hallada culpable del delito de concusión en el denominado Caso Diezmos, sobre presuntos cobros de coimas.

A esa decisión llegaron los jueces Marco Rodríguez, Daniella Camacho y Wilman Terán, que conformaron el tribunal que llevó este caso.

En la lectura de la sentencia, los magistrados dijeron que Vicuña, quien llegó a la Vicepresidencia entre enero de 2018 —promovida por el presidente Lenín Moreno—, y dejó el cargo en noviembre de ese mismo año por la apertura de la investigación en su contra, violó leyes locales al solicitar aportes económicos a sus colaboradores, a cambio de mantener sus puestos de trabajo.

El delito habría sido cometido mientras Vicuña fungió como legisladora, entre 2009 y 2017, antes de estar al frente de la Vicepresidencia.

La investigación se abrió después de que el abogado Ángel Sagbay denunciara que trabajó con Vicuña entre 2001 y 2013. Dijo que cuando llegó al Parlamento, la entonces asambleísta le exigió pagos mensuales de entre 300 y 1.400 dólares para financiar su partido Alianza Bolivariana Alfarista (ABA), con el que se unió a Alianza País.

Solo Sagbay habría depositado 23.300 dólares en las cuentas personales de Vicuña; mientras que otros colaboradores dieron unos 19.995 dólares a la política.

Además de la prisión, a Vicuña se le impuso el pago de 173.180,16 dólares por concepto de indemnización. La sentencia también contempla una orden de decomiso a su vivienda.

"Soy inocente y así lo seguiremos demostrando", dijo la exvicepresidenta a la salida del tribunal. La defensa informó que apelará la sentencia.

Covid19