Actualidad

Extraen los primeros restos en las nuevas exhumaciones en Panamá para identificar a las víctimas de la invasión de EE.UU.

Publicado:
En total se harán 19 exhumaciones a tumbas sin identificar en un cementerio capitalino, por orden de un tribunal.
Extraen los primeros restos en las nuevas exhumaciones en Panamá para identificar a las víctimas de la invasión de EE.UU.

Este jueves, fiscales y forenses panameños realizaron dos exhumaciones a dos féretros sin identificación en el cementerio capitalino Jardín de Paz, como parte del trabajo que adelantan para identificar a víctimas mortales o desaparecidos de la invasión de EE.UU. a Panamá, en diciembre de 1989.

Maribel Caballero, fiscal de Descarga de Homicidio y Femicidio del Área Metropolitana, detalló que de los restos exhumados, uno se encontraba en un féretro, mientras el otro estaba en una bolsa.

En un comunicado, el Ministerio Público informó que los restos encontrados fueron trasladados a la morgue judicial del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses para su respectivo análisis. Serán cotejados con pruebas de ADN a familiares de víctimas reportadas como desaparecidas, a fin de corroborar su identidad.

Estas exhumaciones se realizan tras la orden emitida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia, que atendió una solicitud hecha a las autoridades panameñas, por parte de una comisión establecida hace tres años para encontrar la verdad sobre los muertos y desaparecidos en la invasión de EE.UU., para reabrir 14 expedientes de víctimas que no han sido documentadas adecuadamente.

Caballero señaló que este viernes "se continuará con los trabajos de excavación en la trinchera para dar con el descubrimiento de otras fosas".

En total se harán 19 exhumaciones en el cementerio Jardín de Paz, de acuerdo a los establecido por el tribunal.

Las víctimas de la invasión

La invasión de EE.UU. a Panamá ocurrió el 20 de diciembre de 1989 y se extendió hasta el 13 de febrero de 1990. El objetivo de esta operación, denominada 'Causa Justa', en la que participaron 24.000 soldados estadounidenses, fue capturar a Manuel Antonio Noriega, último militar en dirigir la dictadura que se había instaurado en el país desde 1968, que pasó de ser aliado de la Washington, y colaborar de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Administración para el Control de Drogas​ (DEA), a convertirse en su enemigo.

A la fecha se desconoce la cifra exacta de víctimas mortales como resultado de esta operación. La Comisión 20 de Diciembre de 1989, creada apenas en 2016 para investigar los sucesos, ha puesto en su página un listado provisional de víctimas, en el que constan poco más de 300 nombres.

El Centro de Estudios Estratégicos de Panamá (CEE-Panamá), una de las organizaciones independientes y civiles que han hecho censo de víctimas tras la invasión, tiene varias cifras, según los entes que las emitieron: 516 víctimas, de acuerdo al Instituto de Medicina Legal; 673 víctimas, según el número publicado en el periódico Panorama Católico, en enero de 1990.

Sin embargo, organizaciones locales de derechos humanos calculan que la cifra de asesinados es aún mayor: entre 2.000 y 7.000 caídos.

Entretanto, el Ejército estadounidense registró 23 bajas en sus filas.

Covid19