Actualidad

Científicos idean un protocolo con 'rayos X' para estudiar las antiguas momias peruanas (y revolucionan la forma de examinarlas)

Publicado:
Con un aparato, inicialmente fabricado para veterinarios, los investigadores pueden estudiar los fardos de manera no invasiva, es decir, sin tener que desenvolver los textiles que los resguardan.
Científicos idean un protocolo con 'rayos X' para estudiar las antiguas momias peruanas (y revolucionan la forma de examinarlas)

Un nuevo dispositivo móvil para el mosaico digital de imágenes de rayos X permite develar los secretos de antiguas momias peruanas de manera no invasiva, es decir, sin tener que desenvolver los textiles que resguardan su interior.

Con el nuevo protocolo, los 'rayos X' van directamente a la computadora en forma digital. No es necesario procesar en película ni transportar los resultados a laboratorios remotos. Luego, esas imágenes bidimensionales se unen electrónicamente en imágenes compuestas de cuerpo completo para análisis inmediatos.

Esto garantiza un proceso más rápido, portátil y con una imagen mucho más completa. "Mucha gente ha hecho rayos X de momias. Pero, que yo sepa, somos los primeros en hacer la técnica de mosaico de rayos X digitalmente", explicó el profesor de antropología, Andrew Nelson, pionero en el proceso.

Según Nelson, este escaneo permite ver la condición, posición y configuración de la momia, lo que, entre otras cosas, sirve para determinar si merece un mayor estudio a través de una tomografía computarizada (TC).

Por ejemplo, el año pasado, Nelson y su equipo de trabajo realizaron 880 radiografías y 31 tomografías computarizadas en Pachacamac, Perú, donde en 2015 se descubrieron casi 200 fardos (momias envueltas), que datan de aproximadamente 1100 a. C. a 1470 d. C.

Si bien esos rayos X mostraron que algunas momias dentro de los envoltorios ya no estaban intactas, las exploraciones también indicaron que muchas eran dignas de una investigación no destructiva adicional, algo que ahora sí es posible.

El nuevo dispositivo es del tamaño de una maleta y fue financiado por el Consejo de Investigación de Ciencias Sociales y Humanidades de Canadá (SSHRC) para ser utilizada, originalmente, por veterinarios.

Covid19