Actualidad

Comandante de la Fuerza Espacial de EE.UU. acusa a 2 satélites rusos de espiar a su multimillonario aparato espía USA 245

Publicado:
Las autoridades estadounidenses expresaron a Moscú su preocupación al respecto a través de canales diplomáticos, indicó el general John Raymond.
Comandante de la Fuerza Espacial de EE.UU. acusa a 2 satélites rusos de espiar a su multimillonario aparato espía USA 245

El general John Raymond, comandante de la recientemente creada Fuerza Espacial de EE.UU., ha declarado durante una entrevista a Time que dos satélites rusos, el Cosmos 2542 y el Cosmos 2543, están espiando a un equipo espacial de EE.UU. valorado en miles de millones de dólares.

El satélite estadounidense en cuestión es el USA 245, también conocido como 'KH-11', que está tomando imágenes de alta calidad de instalaciones militares secretas de los adversarios de EE.UU., indicó la revista.

"Observamos este comportamiento como inusual y preocupante", declaró Raymond, añadiendo que las acciones del satélite tienen "el potencial para crear una situación peligrosa en el espacio". En ese contexto, precisó que las autoridades estadounidenses expresaron a Moscú su preocupación al respecto, a través de canales diplomáticos.

No solo Raymond se pronunció de esta manera. El comandante supremo aliado de la OTAN para la transformación, el general francés Andre Lanata, precisó la semana pasada que hasta el momento "el espacio se consideró por todos como un lugar seguro", pero la situación ha cambiado.

En el contexto de estas declaraciones, el representante adjunto del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma Estatal rusa, Alexéi Chepa, afirmó a RBC que EE.UU. califica las acciones de los satélites rusos de una amenaza para recibir una mayor financiación para sus programas militares y espaciales.

Monitoreo de la actividad de los satélites rusos

Los medios prestaron atención a la actividad de los satélites rusos después de que Michael Thompson, que monitorea las trayectorias de satélites, señalara a finales de enero en su cuenta de Twitter que el Cosmos 2542 "ha sincronizado recientemente su órbita con la del USA 245". Thompson hizo hincapié en que el satélite ruso siempre se encontraba a una distancia de entre 150 y 300 kilómetros del aparato estadounidense.

En ese contexto, Time informó que durante su misión los satélites rusos pueden tomar imágenes de alta calidad del aparato estadounidense. Al mismo tiempo, Todd Harrison, director del Proyecto de Seguridad Aeroespacial en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en EE.UU. agregó que incluso pueden interceptar los mensajes, enviados por el KH-11. "Hay muchas cosas que [los satélites] pueden estar haciendo", afirmó, añadiendo que además pueden "estar practicando maniobras en órbita o señalando a Estados Unidos que tienen esa capacidad".

A su vez, Time precisó que incluso si los satélites rusos están espiando al estadounidense, esta actividad no representa un violación de ningún acuerdo internacional, debido a la falta de convenios vinculantes en este ámbito, pero pone en marcha "un juego del gato y el ratón en el espacio".

  • Los aparatos fueron lanzados al espacio en noviembre del 2019 desde el cosmódromo de Plesetsk, en el noroeste de Rusia
  • Entonces se trataba de un satélite, que se dividió en dos, menos de 2 semanas después del lanzamiento
  • "El objetivo del experimento es continuar trabajando para la evaluación del estado técnico de los satélites nacionales", informaron a principios de diciembre desde el Ministerio de Defensa ruso

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT