Actualidad

"La indiferencia mata": Mujeres mexicanas responden a López Obrador con más protestas y pintas contra los femicidios

Publicado:
Organizaciones de mujeres marcharon de nuevo en Ciudad de México en medio de la creciente confrontación con el presidente tras los recientes asesinatos en el país.
"La indiferencia mata": Mujeres mexicanas responden a López Obrador con más protestas y pintas contra los femicidios

Un grupo de activistas se manifestó de nuevo este martes frente al Palacio Nacional al grito de "nos están matando", en medio de la creciente tensión entre los movimientos feministas y el presidente Andrés Manuel López Obrador por la reacción del gobierno a las violencias contra las mujeres.

Las manifestantes llegaron al amanecer a la sede del Gobierno mexicano para confrontar la diaria conferencia mañanera del presidente, quien en las últimas semanas ha irritado al movimiento de mujeres por sus declaraciones en torno a los femicidios.

La víspera, López Obrador les pidió a las feministas que ya no pinten puertas y paredes y que se movilicen de forma pacífica, a lo que las activistas respondieron esta mañana con una serie de lemas escritos con aerosol de diferentes colores: "Nos faltan ellas", "Dónde están", "La indiferencia mata", "Estado feminicida".

En las pintas destacaron los nombres de las dos víctimas más recientes de femicidio y cuyos casos han provocado una conmoción social y una crisis para el gobierno.

Asesinatos recientes

El 8 de febrero, Ingrid Escamilla, una joven de 25 años, fue asesinada en la Ciudad de México. Su pareja, Érick Francisco, la apuñaló en el cuello, la desolló de la cabeza a las piernas, le extirpó algunos órganos y los tiró al inodoro. El hijo del asesino, un adolescente autista de 15 años, presenció el crimen. La Policía filtró fotos del cuerpo y varios medios las publicaron.

Las protestas feministas estallaron y se recrudecieron durante el fin de semana, ante el hallazgo del cuerpo de Fátima, una niña de siete años que había desaparecido al salir de la escuela. Su cuerpo estaba en una bolsa y tenía signos de tortura.

De acuerdo con datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en México cada día son asesinadas diez mujeres, pero solo algunos casos como los de Ingrid y Fátima logran alterar la agenda del debate público.

Las feministas, que ya habían marchado a Palacio Nacional el pasado viernes ante el femicidio de Ingrid, repitieron este martes su movilización por el asesinato de Fátima. Llegaron en grupo, vestidas de negro y con el rostro cubierto por pañuelos verdes que simbolizan el apoyo a la legalización del aborto, y fueron recibidas por un operativo policial.

Críticas a la gestión de López Obrador

"No más simulación, prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres es una obligación", advirtió una de ellas con una pancarta en alto, mientas otras quemaban el decálogo que López Obrador leyó el viernes y en el que se declaró en contra de la violencia en general y llamó a "proteger la vida de todos los seres humanos", "respetar a las mujeres" y castigar a los culpables, sin especificar programa o medida alguna contra la violencia de género.

Las críticas al gobierno se intensificaron luego de que el fiscal General Alejandro Gertz Manero propusiera eliminar el delito de "femicidio" y sustituirlo por el de "homicidio agravado", iniciativa que fue rechazada por el propio presidente.

A ello se sumó después el cuestionado decálogo, el pedido de no hacer pintas y la filtración de datos que intentan desacreditar a familiares de las víctimas con el fin de eludir responsabilidades de las autoridades.

Covid19