Actualidad

Dos fragatas rusas con sistema de misiles de alta precisión se dirigen al Mediterráneo

Publicado:
El sistema Kalibr-N de estas naves es capaz de impactar blancos a una distancia de hasta 400 kilómetros en el mar y a 2.000 kilómetros en tierra.
Dos fragatas rusas con sistema de misiles de alta precisión se dirigen al Mediterráneo

Las fragatas Admiral Makárov y Admiral Grigoróvich de la Flota rusa están realizando el paso planeado del mar Negro al Mediterráneo. Las naves zarparon del puerto ruso de Sebastopol y este 28 de febrero han pasado por el estrecho del Bósforo y los Dardanelos, ha informado a los medios el vocero de la Flota rusa, Alexéi Ruliov.

El capitán de segundo rango ha especificado que ambas fragatas se unirán al grupo permanente de la Armada rusa del mar Mediterráneo.

El patrullero Admiral Makárov —diseñado por el astillero ruso Yantar— es una fragata multipropósito que dispone de eficaces armas antisubmarino y antibuque, así como un sistema de misiles antiaéreos capaz de repeler ataques desde el aire. La nave forma parte del proyecto 1135.6.

El buque líder de este proyecto es el Admiral Grigoróvich, que puede navegar de forma autónoma hasta por 30 días. Ambas naves pueden alcanzar una velocidad de hasta 30 nudos (más de 55 km/h) y tienen 4.000 toneladas de desplazamiento.

El arma principal de estas fragatas es el sistema Kalibr-N, que cuenta con misiles subsónicos Kalibr (3M-54E1), capaces de realizar ataques de alta precisión contra blancos navales localizados a una distancia de hasta 400 kilómetros y blancos terrestres a 2.000 kilómetros.

Las fragatas también están equipadas con el sistema de defensa antiaéreo Shtil y el sistema de artillería A-190 de 100 milímetros de calibre, capaz alcanzar a un blanco a 21 kilómetros.

Los buques Admiral Makárov y Admiral Grigoróvich, así como el Admiral Essen —otra nave del proyecto 1135.6— participaron en repetidas ocasiones en la operación rusa contra el terrorismo en Siria.

Covid19