Actualidad

La avioneta en la que volaba el futbolista argentino Emiliano Sala iba demasiado rápido y el piloto perdió el control

Publicado:
La investigación final sobre el accidente en el cual murió el deportista revela que "ni el piloto ni la aeronave tenían las licencias o permisos necesarios".

Los especialistas de la Air Accidents Investigation Branch (AAIB, por sus siglas en inglés) del Gobierno del Reino Unido publicaron este viernes el resultado final de su reporte acerca de la avioneta que se estrelló el 21 de enero del 2019, en la cual viajaban el futbolista argentino Emiliano Sala y el piloto David Ibbotson, quienes fallecieron. 

Entre sus conclusiones principales, sostuvieron que "ni el piloto ni la aeronave tenían las licencias o permisos necesarios para operar comercialmente". Aquella investigación duró 14 meses, y se trata del tercer informe por el caso que conmocionó al mundo del fútbol. 

"A las 20:16 (hora local), probablemente mientras maniobraba para evitar el mal tiempo, el avión se perdió del radar y golpeó el mar a 22 millas náuticas al norte-noroeste de Guernsey [dependencia británica al oeste de las costas de Normandía (Francia)]", detalla el informe. 

Causas del accidente

La investigación indica tres factores causales que provocaron el desastre aéreo.

  • Pérdida de control: ocurrió durante un giro manual, "que probablemente se inició para permanecer o recuperar las Condiciones Meteorológicas Visuales (VMC, por sus siglas en inglés).
  • La aeronave sufrió una ruptura en vuelo: esto se produjo "mientras el piloto maniobraba a una velocidad aerodinámica significativamente superior a su velocidad de maniobra de diseño", dice el documento.
  • Presencia de monóxido de carbono: "El piloto probablemente se vio afectado por el envenenamiento" de aquel componente tóxico, concluye el reporte. 

Recomendaciones de seguridad

"Este fue un accidente trágico con consecuencias fatales. Mientras publicamos nuestro informe final, nuestros pensamientos están con las familias del señor Sala e Ibbotson", sostuvo el inspector de la Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos, Crispin Orr. 

Además, el experto señaló que se hicieron análisis minuciosos sobre la tragedia aérea y, tras las conclusiones finales, espera que se mejoren las condiciones de seguridad para el futuro: "Hoy hemos hecho importantes recomendaciones de seguridad que, si se implementan completamente, reducirían significativamente el riesgo de una recurrencia".

En la publicación oficial, se expresa que "la Autoridad de Aviación Civil ha tomado medidas para crear conciencia sobre el riesgo asociado con los vuelos charter sin licencia".

Además, sobre la presencia de agentes contaminantes a bordo, Orr expresó que "el mantenimiento de rutina es vital, pero no puede eliminar por completo el riesgo de fugas de monóxido de carbono".

Al respecto, sostuvo: "Equipar a las aeronaves con dispositivos que adviertan la presencia de este gas inodoro, incoloro y letal, permitiría a los pilotos tomar medidas que podrían salvar vidas".

Para finalizar, solicitó "a los reguladores que hagan obligatorio que los aviones con motor de pistón, como el involucrado en este accidente, lleven un dispositivo de advertencia de monóxido de carbono activo".

El caso

El pasado 21 de enero aquel jugador se despidió de sus excompañeros del FC Nantes de Francia y voló en una avioneta Piper Malibú, perteneciente al Cardiff City FC de Inglaterra, para sumarse a los entrenamientos de su nuevo equipo, que lo había fichado por 17 millones de euros. Al atravesar el canal de la Mancha, su aeronave dejó de transmitir señales.

Luego de 14 días de intensa búsqueda, un equipo de investigadores privado comunicó que había hallado el avión a varios kilómetros de la isla de Guernsey, cerca del lugar donde la aeronave fue detectada en los radares por última vez.

Así, el 17 de febrero se produjo el funeral del futbolista, desarrollado en la provincia argentina de Santa Fe. En efecto, Sala provenía de la pequeña ciudad de Progreso. 

rtnoticiasrtnoticias
Covid19