Actualidad

Madres sin nada que celebrar: la lucha para encontrar a los desaparecidos en México a pesar de la pandemia

Publicado:
Organizaciones de derechos humanos aprovecharon el Día de la Madre para exigir al gobierno que el coronavirus no paralice la localización de más de 61.000 personas
Madres sin nada que celebrar: la lucha para encontrar a los desaparecidos en México a pesar de la pandemia

La búsqueda de desaparecidos debe ser considerada una actividad esencial durante la pandemia. Bajo esta premisa, colectivos de derechos humanos participaron en una jornada de activismo virtual que se llevó a cabo en el marco del Día de la Madre para recordar que hay más de 61.000 personas que son esperadas en sus hogares y que representan una de las tragedias humanitarias más graves de América Latina de los últimos años.

"Hasta encontrarles", "te estamos esperando" y "corazones en búsqueda" fueron los lemas principales de la "marcha digital" convocada por organizaciones integradas principalmente por familiares de las víctimas de desaparición forzada, muchos de los cuales los buscan con sus propias manos en las más de 3.000 fosas comunes que se han descubierto en el país con cuerpos amontonados sin identificar.

Miles de mujeres cumplieron así con la novena 'Marcha de la Dignidad Nacional: Madres buscando a sus hijos e hijas' que iniciaron en 2011 para denunciar que el 10 de mayo estas madres no tenían nada que celebrar, aunque ahora por primera vez no pudieron salir de manera masiva a las calles de decenas de ciudades del país debido a la cuarentena.

Las desapariciones masivas comenzaron a registrarse en 2006, después de que el expresidente Felipe Calderón declarara la guerra contra el narcotráfico. Hasta entonces, en el país se reportaban decenas, acaso cientos de desapariciones al año. Cuando Calderón terminó su gobierno, las autoridades reconocieron que había casi 30.000 desaparecidos. La cifra aumentó a 40.000 con Enrique Peña Nieto.

Al presentar el reporte actualizado a principios de este año, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, reveló que en México hay 61.637 desaparecidos, de los cuales 5.184 se registraron durante el primer año de gobierno de López Obrador. El informe señaló que el 74 % de las víctimas son hombres, el 25,69 %, mujeres y el 0,31 con sexo indeterminado. La mayoría de ellos tenía entre 15 y 35 años al momento de su desaparición.

Por eso, desde hace más de una década por todo el país se dispersan colectivos de familiares que buscan a sus desaparecidos con el apoyo de antropólogos, arqueólogos y peritos, en alianza con organizaciones de Centroamérica, ya que hay miles de personas que buscan a migrantes desaparecidos en su tránsito por el territorio mexicano rumbo a Estados Unidos, y con el respaldo de organismos internacionales.

Previo a la movilización del domingo, el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, que aglutina más de 60 colectivos de familiares de 22 estados mexicanos y tres países centroamericanos, ya había exigido en un comunicado que el coronavirus no frenara las labores de búsqueda.

"Ante la grave situación que México y el mundo vive debido a la pandemia, sabemos que la emergencia sanitaria exige la solidaridad de todas y todos para contener los contagios y un posible colapso del sistema de salud. También conocemos las afectaciones sociales y económicas que implica esta crisis: el paro de comercios, la pérdida de empleos y, en nuestro caso, el paro en labores de búsqueda e identificación de nuestras personas desaparecidas", señaló.

Para las familias de personas desaparecidas, explicó, el aislamiento obligatorio significa días perdidos para que sus seres queridos vuelvan a casa. "Sin embargo, tenemos muy claro que es momento de priorizar la vida de todas las personas; si no estamos sanas y sanos, no seremos útiles para seguir buscando a las más de 61.000 personas que nos faltan. Así como queremos que no desaparezcan más personas, queremos la salud y bienestar de todas y todos", precisó.

El colectivo advirtió que la pandemia solo los obliga a hacer "una pausa física, pero no mental" porque quieren seguir construyendo instrumentos junto al Estado para realizar búsquedas más efectivas.

"Quedarnos en casa no significa quedarnos con los brazos cruzados, sino la oportunidad de pensar en formas para buscar. Lamentablemente lo que no se detienen, son las desapariciones, por lo que en esta coyuntura pedimos que la voluntad política no se apague, que las Comisiones de Búsqueda, Fiscalías Especializadas y Comisiones Ejecutivas de Atención a Víctimas, informen cuál será su plan de acción para mantener sus funciones y tareas activas en este periodo de contingencia", convocaron.

Ya con miras al Día de la Madre, la mayoría de las organizaciones se sumaron a la movilización virtual, convocada en algunos casos con la consigna 'un cubrebocas no nos calla', y que fue apoyadas por miles de personas que publicaron fotos en las que lucían barbijos con la frase "¿dónde están?", en alusión a los desaparecidos.

"Hoy queremos denunciar que el Estado nos pide no salir de casa, pero los delincuentes siguen en las calles y nos siguen desapareciendo", denunció la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, la cual advirtió que la pandemia no frenará su trabajo. "Seguimos buscándoles con las medidas sanitarias recomendadas, parar para nosotras sería morir", afirmó.

En ciudades como la capital, Saltillo y Guadalajara, decenas de mujeres sí desafiaron la cuarentena y, cubiertas con tapabocas o máscaras de acetato que les tapaban todo el rostro, se unieron para marchar como lo hacen cada año. En la Ciudad de México caminaron del Monumento a la Madre al Ángel de la Independencia con el rostro de sus hijos plasmados en mantas y retratos que colgaban de sus pechos. En otros casos, optaron por apostarse frente a las sedes de los gobiernos estatales. El mensaje común fue que temen más que las autoridades no las ayuden a buscar a sus hijos que al coronavirus.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, apoyó la movilización virtual del Día de la Madre. "Me gustaría dedicar este día a las madres cuyas hijas e hijos están desaparecidos y a los hijos e hijas cuyas madres están desaparecidas en México. Me solidarizo con todas ustedes, estoy con ustedes en su lucha por la verdad y la justicia", escribió.

La oficina de Naciones Unidas en México también convocó a respaldar a las activistas. "La pandemia no detiene la lucha de las madres por encontrar a sus hijos desaparecidos. Este 10 de mayo, día de las madres en México, las familias de personas desaparecidas y quienes apoyan su valiosa y digna lucha no marcharán en las calles de México, pero manifestarán en la protesta virtual #CorazonesEnMarcha. La ONU llama a solidarizarse con las familias de las víctimas de desaparición", invitó en un escrito en el que también expresó su "máximo reconocimiento y respeto por la digna lucha" que llevan a cabo estas familias.

Cecilia González

rtnoticiasrtnoticias
Covid19