Actualidad

Bélgica reabre la investigación de un asesinato posiblemente relacionado con el sospechoso del caso de Madeleine McCann

Publicado:
La Justicia del país europeo reanudó la investigación del homicidio de una adolescente cometido hace 24 años.
Bélgica reabre la investigación de un asesinato posiblemente relacionado con el sospechoso del caso de Madeleine McCann

La Justicia de Bélgica reabrió este jueves la investigación del homicidio de una adolescente alemana cometido en 1996 por su posible vínculo con el ciudadano germano sospechado de ser el autor del crimen de Madeleine McCann.

La víctima del caso reabierto es Carola Titze, de 16 años, cuyo cadáver mutilado fue encontrado en julio de 1996 en una localidad turística de la zona costera de Bélgica.

Desde la oficina del fiscal público de Bruselas confirmaron a AFP la reapertura de la investigación sobre la muerte de la adolescente, aunque sin precisar mayores detalles.

El caso de Carola Titze podría estar vinculado con el nuevo sospechoso por la desaparición de Madeleine McCann en 2007 en Portugal, identificado por la Policía alemana el pasado 4 de junio.

Se trata de Christian Brueckner, un pedófilo de 43 años sospechado de haber secuestrado y asesinado a la niña británica, que actualmente cumple una pena en prisión por un caso no relacionado con esta desaparición.

¿Un pedófilo serial?

Recientemente, Brueckner fue señalado como posible responsable de otras tres desapariciones de niños, además de la de Madeleine McCann: Carola Titze, de 16 años; René Hasse, de 6 años; e Inga Gehricke, de 5 años.

La Policía alemana se pregunta si se podría tratar de un abusador de menores que viajaba por toda Europa en busca de sus víctimas.

Caso Madeleine

El caso de Madeleine, que desapareció el 3 de mayo del 2007 mientras estaba de vacaciones con su familia, resonó a escala mundial y recibió una gran cobertura en el Reino Unido. Netflix incluso lanzó la serie documental 'La desaparición de Madeleine McCann' en 2019.

La Policía germana afirmó a inicios de mes que tiene "evidencia casi suficiente" para presentar cargos contra Christian Brueckner por el homicidio de Madeleine. Brueckner, natural de la localidad de Wurzburg, vivió en Portugal entre 1995 y 2007 y ya fue condenado en varias ocasiones en el pasado por abuso de menores, además de haber estado implicado en tráfico de drogas y robos en hoteles y casas de vacaciones en el país luso.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19