Actualidad

Dinamarca permite finalizar el Nord Stream 2 con el uso de buques de tendido de tuberías con anclas

Publicado:
El permiso para la construcción del gasoducto fue otorgado el 30 de octubre del año pasado, más de dos años después de la solicitud de la constructora.
Dinamarca permite finalizar el Nord Stream 2 con el uso de buques de tendido de tuberías con anclas

La Agencia Danesa de Energía ha permitido este lunes a la constructora del Nord Stream 2 utilizar los buques de tendido de tuberías con anclas para finalizar la construcción del gasoducto ruso en las aguas territoriales de Dinamarca, satisfaciendo de esta manera su petición correspondiente del 5 de junio de este año.

El uso de estos buques ya se evaluó en el análisis del impacto ambiental del Nord Stream 2, pero no fue incluido en el permiso de construcción otorgado por la Agencia Danesa de Energía en octubre de 2019.

La decisión a favor del uso de los buques de tendido de tuberías con anclas ha sido tomada en virtud de la Ley sobre la Plataforma Continental y de conformidad con las obligaciones de Dinamarca bajo la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

Ahora la constructora podrá terminar el Nord Stream 2 utilizando únicamente esos buques o en combinación con los de posicionamiento dinámico, aunque solo a partir del 3 de agosto, cuando se vencerá el plazo oficial de las apelaciones contra el permiso concedido.

  • El Nord Stream 2 es un gasoducto que consiste de dos tuberías paralelas con una longitud total de 1.230 kilómetros y permitirá duplicar el suministro de gas natural desde Rusia hasta Alemania a través del mar Báltico.
  • Una de sus secciones pasa por aguas territoriales de Dinamarca, al sureste de la isla de Bornholm, pero desde 2017 la constructora llevaba más de dos años esperando el permiso de Copenhague para seguir adelante con el proyecto.
  • El gasoducto corresponde a una expansión del actual gasoducto Nord Stream, y podrá abastecer a 26 millones de hogares y reducir considerablemente el coste de energía en las desmesuradas facturas de los ciudadanos europeos.

Covid19