Actualidad

La dependencia del agua de montaña alcanzará a 1.500 millones de personas a mediados de siglo

Publicado:
Los científicos subrayan que el desarrollo sostenible de las regiones montañosas y preservar sus ecosistemas es crucial para poder garantizar este recurso vital.
La dependencia del agua de montaña alcanzará a 1.500 millones de personas a mediados de siglo

Los habitantes de tierras bajas en todos los continentes dependen cada vez más del agua que desciende de las montañas. Un grupo internacional de científicos estima que cerca de 1.500 millones de personas dependerán críticamente de este recurso para mediados del siglo XXI.

Las contribuciones de las regiones montañosas hicieron posible un aumento en el consumo mundial de agua, que casi se ha cuadruplicado en un siglo. Asegurar en el futuro esta "función de las montañas como 'torres de agua' debería ser una preocupación importante para las poblaciones de tierras bajas del mundo", afirma uno de los autores de la investigación, el profesor asociado Matti Kummu de la Universidad de Aalto (Finlandia), en un comunicado universitario.

Los científicos señalan que el desarrollo sostenible de las regiones montañosas es crucial y que hay que evitar el uso excesivo de los suelos para la agricultura para asegurar que los ecosistemas funcionen bien. Estas son las conclusiones fundamentales de este estudio sobre los recursos hídricos del planeta, publicado este lunes la revista Nature Sustainability.

Las estimaciones se basaron en la comparación del suministro y del consumo de agua en las zonas bajas del mundo con la escorrentía de las regiones montañosas, unos datos que los autores integraron en un modelo global de alta resolución. Este incluyó también una retrospectiva y reveló para los años 1960 una cifra muy diferente. En aquel entonces, solo 200 millones de personas se encontraban en dependencia crítica de estas aguas, el equivalente al 7 % de toda la población de tierras bajas del mundo, mientras que la previsión eleva ese porcentaje hasta el 24 % para dentro de tres décadas.

Los autores destacan en particular algunas regiones del norte de África, Australia, Norteamérica y Sudamérica, donde el problema tiene una dimensión especial. Hasta este trabajo, la investigación de los recursos hídricos de las montañas se enfocaba principalmente en las cuencas fluviales de Asia, señala el equipo.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Covid19