Actualidad

"No es un capricho, es sensatez": Alberto Fernández ratifica ante el Consejo de las Américas que no mejorará la oferta por la deuda

Publicado:
El mandatario aseguró que su Gobierno apunta a sacar del 'default' a Argentina y cumplir con sus acreedores, pero "sin postergar a más gente".

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ratificó este martes ante el Consejo de las Américas que su Gobierno no mejorará la última propuesta de pago a sus acreedores para la reestructuración de la deuda emitida bajo legislación extranjera, por un monto cercano a los 66.000 millones de dólares

El mandatario habló en forma virtual durante el foro que reúne a empresarios y políticos de América Latina y EE.UU., organizado por Susan Segal, la coordinadora general del 'Council of the Americas'. 

Allí, Fernández aseguró que su administración busca "sacar al país del default", pero "con seriedad y sin postergar a más gente", en un país que "tiene 40 % de pobreza". Y agregó: "Creanme que esto es lo que podemos pagar; y no es un capricho, es sensatez".

La posición de la Casa Rosada había sido adelantada este lunes, luego de que un grupo de acreedores emitiera un comunicado manifestando que presentaría una contraoferta conjunta a la última proposición de Argentina, formalizada el pasado 6 de julio. 

Se trata del Grupo Ad Hoc de Accionistas de Bonos Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Accionistas de Bonos de Intercambio, que hasta el momento no han aceptado las condiciones que pretende Buenos Aires. Según señalaron, su oferta representa "importantes concesiones económicas y legales", que llevarían "alivio" al país suramericano. 

Sin embargo, el propio presidente Fernández manifestó que es "imposible" que su administración pueda "moverse" de su última oferta de pago, ya que esta conlleva un esfuerzo "muy grande", y mejorarla pondría "en riesgo el mañana" de los sectores más vulnerables de Argentina.

Por su parte, el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró al canal de noticias TN que el planteo de los acreedores  "significa tener que ajustar las jubilaciones", variable que rechazó de manera tajante: "Eso no lo vamos a hacer".

"Ese grupo de acreedores que rechazó nuestra oferta ya lo había hecho antes y no entiende cuáles son las restricciones de Argentina. La oferta que hicimos es definitiva y tiene nuestro máximo esfuerzo", aseveró el funcionario.

La última oferta del Gobierno argentino implica pagar intereses a partir de septiembre de 2021 –en lugar de mayo de 2023, como había formulado anteriormente–, al tiempo que establece un pago de 59 dólares por cada 100 recibidos en préstamo

El próximo 4 de agosto vence el plazo para que los acreedores respondan si aceptan o rechazan el canje de deuda. Será la última oportunidad de Argentina para comenzar a regularizar el plan de pagos de la deuda externa, que entró en un virtual 'default' el pasado 22 de mayo, cuando el Gobierno no cubrió vencimientos por 503 millones de dólares.

Covid19