Actualidad

EE.UU. desclasifica archivos del accidente del submarino Thresher, en el que murieron 129 personas

Publicado:
El sumergible de propulsión nuclear desapareció para siempre en una fallida prueba de inmersión dos años después de haber entrado en servicio.

La Armada de EE.UU. ha desclasificado la primera tanda de documentos sobre el hundimiento, en 1963, del submarino de ataque Thresher, el primero de su clase, después de una serie de incidentes.

Pese a que posteriormente han tenido lugar varias catástrofes con embarcaciones submarinas, la fallida prueba de inmersión del 10 de abril de 1963 ha quedado grabada en la historia como el segundo accidente de submarino más importante por el número de fallecidos. La pérdida del Thresher supuso la muerte de los 129 tripulantes, mientras que la Marina francesa perdió a 130 en un siniestro naval durante la II Guerra Mundial.

Los militares mantuvieron en secreto las circunstancias de aquel suceso durante más de medio siglo, aunque lo habían investigado en detalle. Solo un pleito judicial y la apelación rechazada en marzo pasado por un juez del distrito de Columbia hicieron posible esta desclasificación, la cual por el momento es parcial, puesto que el fallo obliga a hacer públicas 300 páginas al mes de un volumen total de 1.700 páginas.

Esta semana el público puede acceder a las listas de testigos y pruebas, averiguación de hechos, opiniones, recomendaciones y testimonios iniciales, detalla el sitio web Military.com.

La iniciativa del litigio fue de un veterano del servicio naval, Jim Bryant, un oficial retirado que esta semana declaró al mismo medio que le está "haciendo un favor a la Marina", porque se trata de "un evento histórico significativo", ante el que "las reacciones eran muy sólidas". A su vez, el contralmirante Bill Houston, director de la División de Guerra Submarina del Pentágono, el martes dijo a los periodistas que en la Armada no creen que la publicación de estos documentos sobre el Thresher "arroje más luz sobre su pérdida".

Las autoridades militares indagaron las causas del siniestro en 1963 y un tribunal de instrucción atribuyó el accidente a la ruptura de un tubo. En aquel entonces se reprodujo con mucha precisión la actuación de las tripulaciones, tanto del propio submarino como del buque derescate y apoyo Skylark, que lo acompañaba durante aquellas maniobras al este del cabo Cod, en el océano Atlántico.

Antes y después de la implosión

Acto previo al hundimiento incontrolado del sumergible, su capitán reportó haber experimentado "dificultades menores". Según la información que ha sido pública durante décadas, el Thresher estaba en ese momento a una profundidad de entre 250 y 270 metros, pero el exmilitar Bryant considera probable que "ya se hubiera hundido por debajo de su límite de profundidad de prueba". Algunos minutos después el buque de apoyo detectó a 400 metros de profundidad un ruido característico de una implosión violenta y de una deformación metálica.

En opinión del militar jubilado, hubiera sido posible evitar el colapso del armazón "con más pruebas y una mejor planificación" de la inmersión. Mientras tanto, se conocen al menos dos incidentes ocurridos antes de la tragedia: en 1961, año de su incorporación en la Armada, el reactor nuclear del submarino se apagó debido a un fallo eléctrico en el puerto de San Juan, en Puerto Rico, y un año más tarde un remolcador embistió al sumergible en Cabo Cañaveral.

El análisis de las consecuencias de estos accidentes y la reparación a la que fue sometido el Thresher posteriormente nunca ha tenido carácter público, ni tampoco los datos de los preparativos para la inmersión fatal. Por otro lado, se sabe que la Armada tomó medidas después de la tragedia para prevenir más tragedias submarinas. Entre ellas destaca el programa de seguridad submarina que ha mejorado el control de calidad en las etapas de fabricación, construcción y mantenimiento de sumergibles.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
Covid19