Actualidad

España ha registrado desde marzo 75.000 fallecidos más que un año normal

Publicado:
Solo 45.000 constan en los registros oficiales de fallecimientos por covid-19 del Ministerio de Sanidad.
España ha registrado desde marzo 75.000 fallecidos más que un año normal

Desde que estallara la pandemia de coronavirus en España, en el mes de marzo, en el país han fallecido casi 75.000 personas más que en un año normal, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Durante la primera ola, entre el 2 de marzo y el 24 de mayo, murieron 48.697 personas más que en otros ejercicios; y durante la segunda ola, entre el 22 de junio y el 25 de octubre, el exceso de muertes supone 27.179 decesos más. Entre estas oleadas, sin embargo, fallecieron 926 personas menos.

Las cifras no coinciden con los fallecimientos oficiales que el Ministerio de Sanidad atribuye al covid-19, 45.511. Aunque se estima que la gran mayoría de la diferencia se debe a decesos por esta enfermedad que no fueron diagnosticados con una prueba, también se especula con otras causas.

Algunas de esas causas están relacionadas con el colapso hospitalario que sufrió el país, sobre todo en los meses de marzo y abril, que hizo que los pacientes no fueran atendidos sanitariamente como lo habrían sido en otro momento.

Además, hay que sumar el miedo de las personas a acudir al hospital y el retraso en el diagnóstico de algunas patologías graves, como el cáncer.

Los más afectados han sido los mayores

El mayor exceso de mortalidad se ha producido entre los mayores de 90 años, que han sufrido un 27,2 % más de fallecimientos que en el mismo periodo de 2019, en total 12.824 decesos más. El siguiente grupo de edad más afectado ha sido el de las personas entre 85 y 89 años, con 10.006 muertes, que significan un incremento del 25 %.

La situación más dramática para este segmento de la población se vivió en las residencias de ancianos. Según el único dato que hizo público el Ministerio de Sanidad, entre el 6 de abril y el 20 de junio 27.359 personas mayores murieron en estos centros. De ellos, 9.003 casos tuvieron una prueba positiva de covid-19 y 9.830 tuvieron sintomatología compatible con el virus, aunque no se llegó a confirmar con ningún test. 

El resto de las muertes se atribuyen a otras causas, como aquellos con otras patologías que no fueron atendidos por falta de cuidado asistencial o quienes sufrieron denegaciones de traslado hospitalario.

Así, durante las fechas con mayor mortalidad por coronavirus, el 69 % de los fallecidos en toda España con covid-19 fueron residentes en centros geriátricos, unas instalaciones que durante ese periodo perdieron alrededor del 7 % de todos sus internos en todo el país.

En el caso de la Comunidad de Madrid el dato es aún más devastador. Durante los meses más duros de la primera ola de la pandemia murieron en las residencias de esta región 8.236 ancianos, es decir, el 17 % de los internos en geriátricos. Alrededor de dos terceras partes de ellos no cuentan en las estadísticas de casos confirmados de covid-19 y explican en gran parte la diferencia entre el exceso de mortalidad y las muertes atribuidas oficialmente al coronavirus.

Madrid a la cabeza

La Comunidad de Madrid, al igual que en el caso de los mayores, se encuentra a la cabeza del trágico ranking de los territorios españoles que contabilizan un mayor aumento de las muertes en el contexto de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Durante las primeras 21 semanas de este año ha experimentado un aumento del 72,7 % de las defunciones.

Las siguientes Comunidades Autónomas más afectadas han sido Castilla - La Mancha, con un 58 %, y Cataluña, con un 41 %.

En el lado contrario se encuentran las Islas Baleares, que solo registró un incremento del 0,5 %; y la Región de Murcia, el último territorio del país en detectar oficialmente un caso de coronavirus, con un aumento del 1,1 %. 

rtnoticiasrtnoticias