Actualidad

¿Paridad en peligro? Feministas denuncian que las listas de candidaturas incumplen la equidad de género rumbo a la elección constituyente en Chile

Publicado:
Desde el movimiento de mujeres alertaron que las autoridades electorales están incumpliendo la Ley.
¿Paridad en peligro? Feministas denuncian que las listas de candidaturas incumplen la equidad de género rumbo a la elección constituyente en Chile

Dirigentes feministas denunciaron que el Servicio Electoral (Servel) de Chile permitió el registro de listas de aspirantes a convencionales constituyentes que incumplen la alternancia de género, que es uno de los compromisos e innovaciones de los comicios que se llevarán a cabo el próximo 11 de abril, y que, por lo tanto, ponen en peligro la paridad que establece la Ley que se aprobó el año pasado.

El debate comenzó el sábado, luego de que el Servel diera a conocer que aceptó 1.373 candidaturas de personas que aspiran a ocupar los 155 lugares de la Convención que elaborará una Constitución que sustituirá a la que todavía rige y que es una herencia de la dictadura de Augusto Pinochet.

De inmediato comenzaron a replicarse los reclamos en las redes sociales, ya que la normatividad emanada del plebiscito del año pasado, en el que el 78 % de las y los ciudadanos aprobó la redacción de una nueva Carta Magna, establece que las listas deben ser encabezadas por una mujer y el resto de los lugares se alternarán uno a uno por cada género, lo que se conoce como el "sistema cebra".

En el caso de los distritos en los que la lista de postulantes es impar, ningún sexo podrá superar al otro por más de un candidato o candidata, lo que implica que deberían comenzar y terminar con una mujer. Este aspecto es el que, en muchos de los casos, se está incumpliendo, por lo que serán impugnadas a lo largo de esta semana para que el Servel lo corrija.

El modelo que definió Chile es único en el mundo porque la paridad regirá no sólo en las listas, sino en los resultados, ya que no se aceptará sobrerrepresentación de género y puede ocurrir que algún candidato que obtuvo menos votos que otro termine ocupando el lugar para cumplir con la equidad.

Sorpresa

Antonia Orellana, candidata a constituyente en Santiago, explicó en sus redes sociales que el año pasado organizaciones feministas se articularon desde distintos partidos y organizaciones para democratizar el proceso histórico que está viviendo Chile creando la primera Constitución paritaria del mundo.

"Esta Constitución tiene la gracia de que se exige paridad no solo en quienes son electos y electas, sino que también en quienes son candidates. ¿Por qué? Porque sabemos que las trabas para nosotras las mujeres operan en varios momentos del proceso y que para estar representadas y no ser 'galletas' para apoyar un hombre debíamos exigir nuestro lugar desde las listas en adelante", recordó.

Por eso, añadió, lograron llegar a una fórmula conocida como "cebra", en dónde se deben alternar una mujer y un hombre en la listas, además de que la primera persona debe ser una mujer para asegurar al menos la misma representatividad y que el sistema político no busque "trucos" para mantener la subrepresentación de las candidatas.

"Hoy nos enteramos de que, a pesar de todos los esfuerzos, desde el Servicio Electoral de Chile han decidido pasar por encima de esta ley y aceptar listas que no cumplen con el principio de paridad y lista alternada sin justificación alguna. Esto es especialmente grave dado que en otros casos sí rechazaron listas por no cumplir la paridad (...) el Servicio Electoral está distorsionando desde la base la posibilidad de una paridad efectiva", acusó.

Quienes pelearon por la paridad, añadió, lo hicieron para lograr "una convención democrática y que nos represente, y no por un proceso en donde un organismo cuoteado binominalmente como el Servicio Electoral puede borrar con el codo lo que las feministas escribimos con las manos".

Ante las anomalías detectadas, feministas de múltiples organizaciones lanzaron una carta que ya obtuvo casi 2.000 firmas y en la que exigen que el Servel corrija las listas.

El documento

"El 25 de octubre de 2020 la ciudadanía chilena se expresó mayoritariamente por el inicio de un proceso constituyente y que este se concretara a través de una Convención Constitucional con paridad de género", señaló el escrito, que sigue recabando apoyos y que recordó que el lema de la Ley de paridad publicada en marzo del año pasado fue "Nunca más sin nosotras".

Sin embargo, agregó, el sábado, al publicarse las listas, se llevaron la sorpresa de que el Servel ha aceptado candidaturas que incumplen abiertamente las normas para conseguir la paridad en la Convención Constitucional, aplicándola solo a los distritos que eligen números pares de representantes.

"Esto constituye una interpretación antojadiza de la norma y del espíritu de la ley, la que en todo momento buscó propender al equilibrio entre mujeres y hombres en la elección de Convencionales Constituyentes. Modificar la paridad de entrada significa imposibilitar la paridad de salida, distorsionando la ley y la voluntad de una amplia mayoría del país expresada el 25 de octubre", advirtió.

Patricio Santamaría, presidente del Servel, se limitó a escribir un mensaje en respuesta a un tuit en el que la politóloga Javiera Arce explicaba el conflicto.

"Hay una norma expresa en la disposición trigésima que regula los casos de listas pares y listas impares. Cuando son pares deben ser el mismo número de cada sexo. Pero ahí la lista que debe empezar siempre con una mujer termina necesariamente con un hombre. Cuando se trata de listas impares se señala que: 'un sexo no podrá superar al otro en más de uno'. Vale decir puede ser un hombre más o una mujer más", aseguró el funcionario, aunque esto es precisamente lo que impugnan las feministas, ya que para respetar el "sistema cebra", las listas impares deben empezar y terminar con una mujer.

Lo que se viene

Chile enfrentará el próximo 11 de abril la elección más grande de su historia por número de candidatos y cargos de elección popular, y una de las más trascendentales ya que ese día se definirán los nombres de los 155 ciudadanos que redactarán una nueva Constitución que será sometida a un plebiscito en 2022.

Junto con los convencionales constituyentes, también serán elegidos 345 alcaldes, 2.252 concejales y 16 gobernadores regionales, lo que suma un total de 2.768 puestos en disputa que podrán ser votados por un padrón de 14,9 millones de chilenos.

Después del 11 de abril, las y los ganadores contarán con un lapso de 30 días para ser proclamados como convencionales, después de lo cual el presidente debe convocar a la sesión inaugural de los trabajos, lo que podría ocurrir en la segunda quincena de mayo.

A cada convencional constituyente se le pagarán en promedio 2,5 millones de pesos chilenos (unos 3.500 dólares) durante cada uno de los nueve meses que tendrán de plazo para redactar la Carta Magna y que, en caso de ser necesario, sólo se podrá extender por tres meses más.

Esto significa que la nueva Constitución deberá estar terminada entre febrero y mayo de 2022, pero después será plebiscitada para que las y los chilenos la confirmen o la rechacen. La convocatoria para esta nueva consulta correrá a cargo del presidente que sucederá a Piñera después de las presidenciales del próximo 21 de noviembre.

Cecilia González

rtnoticiasrtnoticias
Covid19