Actualidad

La Cámara de Diputados de México se prepara para discutir la polémica reforma al Banco Central: ¿cuáles son los riesgos?

Publicado:
La iniciativa aprobada en el Senado establece que Banxico compre las divisas que las instituciones bancarias privadas no regresaron a sus países de origen.
La Cámara de Diputados de México se prepara para discutir la polémica reforma al Banco Central: ¿cuáles son los riesgos?

La Cámara de Diputados de México dio inicio este miércoles a un nuevo período ordinario de sesiones, con una variedad de asuntos a tratar, incluyendo la reforma a la Ley del Banco de México (Banxico), una polémica iniciativa que fue aprobada por el Senado en diciembre de 2020 y que podría poner en riesgo la autonomía del órgano y afectar la política monetaria del país, según especialistas. 

El autor de la iniciativa, el senador Ricardo Monreal, coordinador parlamentario del oficialista Morena, propuso que Banxico compre el excedente de dólares en efectivo que no pudieron ser retornados a EE.UU. por los bancos comerciales en México, para que sean integrados a las reservas internacionales del Banco Central.

Monreal argumentó en su iniciativa, que fue avalada por mayoría en el Senado el pasado 9 de diciembre, que el sistema bancario mexicano enfrenta problemas para repatriar los dólares que recibe de los ciudadanos que obtienen pagos en esta moneda —provenientes de las remesas enviadas a familias mexicanas o de los trabajadores del sector turístico—, quienes acuden a los bancos para poder cambiarlos por pesos mexicanos. 

Según la propuesta, los controles y restricciones impuestos por EE.UU. tienen como consecuencia que los bancos enfrenten problemas para repatriar esos dólares, lo que repercute en el mercado financiero y termina afectando a los trabajadores que intentan cambiar esa divisa por pesos mexicanos, debido a que reciben menos por cada dólar cambiado

Por lo tanto, esta iniciativa —que fue enviada a la Cámara de Diputados para su discusión— eliminaría "el alto costo de la intermediación financiera, bancaria o comercial", según sus promotores. 

No obstante, la iniciativa generó mucha polémica en el país latinoamericano y prendió las alertas en el sector gubernamental y financiero, ya que, de aprobarse, estaría obligando al Banco Central de México a comprar esos excedentes que no pudieron ser retornados a EE.UU. por las instituciones bancarias privadas, lo que implicaría que Banxico asumiría los riesgos que conlleva el manejo de estos recursos.

Los riesgos

"Uno de los mayores riesgos de obligar al Banco de México a comprar los excedentes de los dólares que no se puedan repatriar o acomodar, es que no van a tener los controles de que  sean de procedimiento lícito", explica el economista Pablo Monroy Wriedt, en entrevista con RT. 

Actualmente, los bancos mexicanos imponen ciertas restricciones para evitar que los dólares recibidos provengan de fuentes ilícitas. Aunque utilizan una parte de los recursos de esta divisa durante sus operaciones cotidianas, el excedente de dólares deben repatriarlo a EE.UU., principalmente mediante convenios de colaboración con bancos corresponsales. 

Con los cambios legislativos propuestos a la Ley del Banco de México, el órgano estaría obligado a comprar los dólares excedentes en efectivo que no pudieron ser repatriados a EE.UU. para integrarlos a las reservas internacionales, o encargarse de devolverlos al país norteamericano.

Para Monroy Wriedt, uno de los riesgos de estas modificaciones es que a si esos recursos son "de procedimiento ilícito", el Gobierno de EE.UU. podría "congelar las cuentas" del Banco Central de México, incluyendo las reservas internacionales.  

En este escenario, también se vería afectado el balance de las reservas internacionales que lleva Banxico porque podría existir una "sobreoferta de dólares", al estar obligado el Banco de México a colocar estos excedentes, explica Monroy Wriedt.

El especialista también advierte sobre el riesgo de quitarle autonomía a Banxico, lo que a su juicio podría tener repercusiones en la nota crediticia de México. 

Pablo Monroy Wriedt, economista.
Pablo Monroy Wriedt, economista.
"Al hacer este tipo de dictámenes, le quitan autonomía al Banco Central. Al quitarle la autonomía, podría bajar la nota crediticia [de México], por lo mismo de que elevan los riesgos de lavado de dinero.

Críticas de Banxico

El lunes 1 de febrero, el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, advirtió ante legisladores que en caso de pasar esta iniciativa en la Cámara de Diputados en los términos suscritos, el peso mexicano podría depreciarse.   

"Las implicaciones de la iniciativa podrían afectar el cumplimiento de los objetivos del Banco de México, y su capacidad para hacer o recibir pagos en nombre del Gobierno federal, así como generar y mantener acuerdos internacionales que son centrales para la liquidez en divisas, aumentando con ello el riesgo de depreciación de nuestra moneda nacional", dijo Díaz de León.

El gobernador de Banxico explicó, durante una sesión de parlamento abierto, que la incorporación del efectivo en divisas extranjeras a la reserva de activos internacionales del Banco de México no es conveniente, debido a que afectaría la liquidez que se requiere para saldar las obligaciones de pagos internacionales.

La reserva de activos del Banco Central, compuesta principalmente de dinero electrónico, es de "libre disponibilidad", lo que le permite "absorber choques externos, y coadyuvar a la estabilidad de precios y a la confianza en los mercados", según explicó Díaz de León. 

En cambio, si el ente emisor opera con moneda extranjera en efectivo, como cualquier otra emisión financiera, sería "catalogado por sus contrapartes como institución de alto riesgo", apuntó el gobernador de Banxico. 

Remesas de EE.UU.

Díaz de León se mostró a favor de fortalecer la economía de las familias mexicanas que reciben dólares de las remesas, así como de garantizar que el cambio de estas divisas a pesos sea "en términos y condiciones adecuadas".

No obstante, el gobernador apuntó que en los últimos diez años, solo el 1,6 % del total de remesas que recibió México fue en efectivo o especie. La mayor parte de las remesas, que equivalen en su conjunto al 3,9 % del Producto Interno Bruto (PIB) del país, se envían por transferencia electrónica. 

México y GAFI

Por su parte, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto, advirtió que el flujo de dólares en efectivo no solo está asociado a los trabajadores que envían sus remesas a México, sino también a recursos provenientes de la trata de personas, del tráfico ilícito de migrantes e incluso turismo sexual infantil.

"Eso es finalmente lo que tenemos que combatir y generar los mejores mecanismos para evitar que estos recursos (ilícitos) en efectivo, particularmente dólares, se introduzcan dentro del sistema", dijo Nieto el martes, durante la sesión de parlamento abierto. 

Para el titular de la UIF, la reforma a Banxico podría afectar la calificación de México dentro del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), un organismo intergubernamental dedicado a combatir el lavado de dinero y otras amenazas del sistema financiero internacional. 

"El riesgo es que tengamos una recalificación negativa", apuntó Nieto sobre las recomendaciones realizadas al Estado mexicano en materia de supervisión del flujo de dólares en efectivo.  

"Si se abre la posibilidad de que Banxico reciba los recursos en efectivo, tendrá que ser supervisado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y, de alguna forma, regulado por la Unidad de Inteligencia Financiera (...) podría vulnerar la autonomía del Banco Central", agregó el funcionario. 

Diputados de diversas bancadas han expresado que analizarán posibles cambios a la iniciativa, previo a su discusión en el pleno tras el reinicio del periodo ordinario de sesiones. 

José Beltrán Contreras

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
Covid19