Actualidad

¿Refundación de Carabineros? El asesinato de un artista callejero y el "suicidio" de un joven avivan el debate ante la violencia policial en Chile

Publicado:
La institución, que arrastra una larga historia de violaciones a los derechos humanos, fue defendida por el presidente Sebastián Piñera.
¿Refundación de Carabineros? El asesinato de un artista callejero y el "suicidio" de un joven avivan el debate ante la violencia policial en Chile

La presión social de las permanentes denuncias contra la brutalidad de los Carabineros en Chile se intensificó durante el fin de semana, luego de que un artista callejero fuera asesinado por un agente y de que un joven, que había sido detenido por violar la cuarentena, apareciera muerto en una celda.

"No les creemos", fue uno de los lemas viralizados este lunes en las redes sociales, en respuesta a las justificaciones de Carabineros que alegan plena inocencia en ambos casos.

La tensión es latente, ya que se multiplicaron las convocatorias a marchas para repudiar a una institución cuyo desprestigio se ha profundizado desde el estallido social ocurrido en 2019, debido a sus tácticas represivas. De acuerdo con una encuesta publicada en noviembre del año pasado, solo el 36 % de la población aprueba la actuación de Carabineros.

El debate está marcado por la duda de qué hacer con esta fuerza, ya que las posturas van de una intervención civil, una refundación, una reforma o, de plano, su desaparición.

La respuesta la podrían dar los 155 convencionales constituyentes que serán electos el próximo 11 de abril y que tendrán la tarea de redactar la nueva Constitución de Chile que, en uno de sus apartados, analizará y rediseñará, el rol de las Fuerzas Armadas y de las policías.

Mientras las protestas sociales en contra de Carabineros son frecuentes y toman las calles tras cada nuevo caso de abuso, el presidente Sebastián Piñera suele reaccionar con una defensa incondicional.

¿Qué pasó?

El viernes, Francisco Martínez, un joven artista callejero de 24 años, fue acribillado de cinco balazos a plena luz del día en Panguipulli, una ciudad ubicada en el sur de Chile.

Le disparó el sargento Juan González Iturriaga, un carabinero que le exigía que mostrara su cédula de identidad, a lo que Martínez respondió que no la tenía. Cuando intentaron detenerlo y llevarlo a una comisaría, Martínez comenzó a agitar los machetes con los que solía hacer malabares en las calles.

Los otros dos policías que acompañaban a González Iturriaga declararon que el joven amenazó de muerte al agente y que, supuestamente, este tuvo que defenderse a los tiros.

Atención: las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad. 

La desproporción del operativo, el hecho de que Martínez fuera ampliamente conocido en la comunidad y que lo ejecutaran (los primeros dos disparos en las piernas ya lo habían inmovilizado) desataron la indignación y los reclamos para derogar una ley aprobada en2016, que autoriza a Carabineros a detener a todo aquel que no porte sucarnet, y que ha sido el pretexto para innumerables abusos contra la ciudadanía.

Durante la tarde del viernes, el carabinero fue detenido mientras los pobladores montaban un altar con velas y flores en el lugar en donde el joven artista había sido masacrado. Por la noche, la ira social se tradujo en disturbios que culminaron con la quema de la municipalidad, que fue calcinada por completo, y enfrentamientos entre Carabineros y manifestantes que les arrojaban piedras y todo objeto que pudieran.

El sábado, las marchas masivas se replicaron en Santiago y en otras ciudades del país. La respuesta de Carabineros fue la de siempre: una violenta represión con gases lacrimógenos, persecuciones y golpes. Lo mismo ocurrió en el velorio de la víctima.

"Nadie se suicida en una comisaria"

En medio de la indignación por el asesinato del malabarista, un nuevo caso exacerbó en pocas horas las críticas a Carabineros.

La víspera, por la tarde, Camilo Miyaki, un joven de 27 años, fue detenido junto con su pareja por no portar salvoconducto de circulación e infringir así los protocolos sanitarios por la pandemia. Ambos fueron llevados a la Comisaría 51, en Santiago, pero al poco rato a ella la liberaron.

Más tarde, la joven le llevó comida a Miyaki y, en medio de una confusa escena, los carabineros la sacaron a empujones. Luego le confirmaron que su pareja se había suicidado en la celda. Estaba ahorcado.

"Sabemos que las circunstancias del deceso de Camilo son extrañas, sobre todo porque en la celda en la que él se encontraba se generaba un punto ciego que no permitía ver lo que sucedía con el detenido (...) cabe destacar que su pareja indica que Camilo no tenía antecedentes de enfermedades de salud mental, que tenían planes y proyectos", destacó un comunicado del Observatorio Nacional de Derechos Humanos.

En los medios de comunicación y en las redes sociales se expandió la desconfianza hacia los carabineros y se recordaron otros casos de personas que supuestamente se han suicidado durante sus detenciones, muchas veces sin que las muertes sean completamente aclaradas.

Por otra parte, el fiscal Juan Cheuquiante Arce aseguró que, después de inspeccionar el lugar, no hay pruebas de que "terceras personas" hayan participado en la muerte de Miyaki, aunque todavía resta esperar los resultados de la autopsia.

Reacciones

Los reclamos por desaparecer o intervenir civilmente a Carabineros se multiplicaron. Una de las voces más contundentes fue la de Daniel Jadue, alcalde de Recoleta, una comuna de Santiago, quien criticó al gobierno por no tener el control de la Policía.

"Se hace necesario una intervención civil inmediata que detenga la autonomía operativa de Carabineros que no entienden nada de derechos humanos", dijo al cuestionar también la arbitrariedad con la que los agentes llevan a cabo la Ley de Control de Identidad.

Por el contrario, Piñera interrumpió sus vacaciones para defender a los agentes y rechazar la derogación de la ley que autoriza la verificación aleatoria de la identidad ciudadana.

"El control preventivo es un instrumento legal, útil y necesario para proteger el orden público y la seguridad ciudadana, en consecuencia, todas las personas tienen que permitir que se practique, no resistirse. Por otra parte, Carabineros cuando practica el control tiene que cumplir con los protocolos", aseguró después de lamentar la muerte del artista callejero.

Recordó que los protocoles regulan el uso de la fuerza y de las armas de fuego, que solo están permitidas en casos extremos de legítima defensa.

"Como gobierno, le hemos pedido a Carabineros que entregue toda la información disponible a la Fiscalía para que investigue y a los tribunales de justicia para que juzguen si se cumplieron los protocolos y si se respetaron los derechos de las personas", dijo.

También aseveró que la institución cuenta con 60.000 hombres y mujeres, "que todos los días se levantan, cumpliendo un compromiso, una vocación, y ese compromiso y vocación es proteger el orden público, la seguridad de los ciudadanos, proteger nuestra integridad física y nuestras vidas y muchas veces arriesgando sus propias vidas, como lo demuestran los miles de mártires que tiene Carabineros".

Por esa razón, expresó su "respaldo y apoyo" a una fuerza que, insistió, "es la primera línea en la defensa del orden público, la seguridad ciudadana, el Estado de derecho y la democracia".

Millones de chilenos no piensan lo mismo, y por eso esta semana se replicarán multitudinarias movilizaciones.

Cecilia González

rtnoticiasrtnoticias
Covid19