Actualidad

La Cepal alerta que la subcontratación laboral precarizó el empleo en México y en toda América Latina

Publicado:
Mientras empresas multinacionales amenazan con salir de México, algunos grupos de trabajadores demandan eliminar la figura del 'outsourcing', en el marco de una ley que se discute en el Congreso.
La Cepal alerta que la subcontratación laboral precarizó el empleo en México y en toda América Latina

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) consideró que "tiene lógica" la propuesta de México para prohibir subcontratación laboral, también conocida como 'outsourcing', debido a que esta figura legal ha permitido la precarización del empleo en toda la región.

En este sentido, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, consideró comprensible que la iniciativa de ley de subcontratación, que busca prohibir este esquema laboral en México, haya "generado cierta tensión, por lógicas razones, entre los empresarios y los trabajadores".

"Yo creo que tiene lógica, porque la subcontratación o terciarización han abierto la puerta, desgraciadamente, en América Latina y el Caribe, a la precarización laboral, no sólo en México. Yo diría que en toda la región", dijo Bárcena durante una conferencia de prensa por la presentación del informe sobre las condiciones laborales de las mujeres latinoamericanas en el contexto de la pandemia de covid-19.

La funcionaria explicó que esta política de subcontratación se ha implementado en América Latina como una forma de apoyos fiscales para las empresas, porque les permite rebajar costos.

México aumentó el uso del 'outsourcing' tras la reforma laboral de 2013, al pasar de 9,5 % a 25 % del total de personas ocupadas en el país.

"En el caso de México, la verdad es que la terciarización había llegado a un punto en que prácticamente toda la planilla laboral podía laborar en este esquema", dijo Bárcena. "Esto ocasionó una caída muy importante en la remuneraciones a la seguridad social, y esto también ocasiona pobreza".

Por ello, consideró positivo que exista un proyecto de ley en México que busque acotar los abusos laborales que han crecido bajo la operación de empresas fantasma, también conocidas como factureras, mismas que el Gobierno mexicano busca desaparecer.

Trasnacionales amagan con salir del país

Mientras tanto, un grupo de compañías trasnacionales agrupadas en el Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG) han amagado con salir de México, en caso de que el Congreso decida prohibir la figura del 'outsourcing' y establecer mayores primas de reparto de utilidades para los trabajadores.

La agrupación esta conformada por 54 empresas multinacionales de diversos sectores. Entre ellas se encuentran Axa, AT&T, Basf, Bayer, Bosch, BP (British Petroleum), Cargill, Caterpillar, DHL, Dupont, Daimler, Exxon Mobil, Fedex, General Motors, General Eelectric, Grupo Modelo, Microsoft y Toyota, entre otras.

La actividad económica de estas empresas genera alrededor del 10% del Producto Interno Bruto de México.

"Adicionar una rigidez excesiva en México, como la pretendida a los mecanismos de subcontratación y adicionada a pagos exorbitantes, no solo podrían comprometer nuestros planes de inversión y reinversión, quizá también tomar decisiones difíciles como reubicarparte de nuestras operaciones a otros países", sostuvo el CEEG en un comunicado del 25 de enero.

El organismo añade que los esquemas de subcontratación permiten a las empresas centrarse en sus tareas operativas y funciones fundamentales, alcanzando el máximo rendimiento y producción, incluso cuando hay fluctuaciones estacionales o inusuales en los ciclos de la actividad económica.

Eliminar subcontratación

En contraparte, organizaciones sindicales y de trabajadores se han pronunciado por la extinción de la figura de subcontratación, tal como manifestaron diversos ponentes durante el Foro Nacional Contra el Outsourcing, organizado por el colectivo Relevo XXI.

"Hay más de cinco millones de trabajadores agrícolas en el país laborando para empresas trasnacionales que están exportando a EE.UU. Estas empresas contratan, a cambio de salarios muy bajos, que ni siquiera alcanzan los 10 dólares por día. Los trabajadores agrícolas no gozan de ningún tipo de prestación", denunció Octavio Ángel López, integrante de los jornaleros de San Quintín, Baja California.

En el mismo sentido, la abogada laborista Susana Prieto, quien apoyó la huelga de trabajadores mexicanos de la industria automotriz en 2019, aseguró que la mayor parte de los obreros no conocen cómo funciona el esquema de subcontratación hasta que son despedidos.

"Eliminación, rotundamente", respondió la abogada cuando se le preguntó si el Congreso debía acotar o desaparecer la figura del 'outsourcing'. "Ellos no saben, porque nunca son informados, de que están siendo contratados por un tercerista", señaló.

El 12 de noviembre de 2020, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, presentó un proyecto de ley para restringir la subcontratación. Se buscaba que el proyecto fuese aprobado en el menor tiempo posible, pero la resistencia de las cúpulas empresariales hizo que se pospusiera la discusión. 

Actualmente, los legisladores consideran poco viable que dicha ley sea aprobada por el Congreso antes de las elecciones intermedias de 2021, programadas para el 6 de junio.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19