Actualidad

Reactivar la economía y revertir la emigración: Cuba debate la ampliación del sector privado para crear más empleos

Publicado:
El Gobierno cubano emitió una serie de disposiciones para el trabajo por cuenta propia, que contempla 2.000 actividades en las que se permitirá el "ejercicio no estatal".

Cuba busca reactivar su economía a través de una serie de reformas en medio del recrudecimiento de las sanciones impuestas por EE.UU., la incertidumbre sobre la política hacia la isla del presidente Joe Biden y de la situación generada por la pandemia.

En el país caribeño se debate la más reciente medida del Ejecutivo, que pretende impulsar al sector privado y ofrecer más oportunidades de empleo. Algunos expertos aseguran que este podría frenar la emigración, mientras que un grupo de profesionales de distintas áreas pide ser incluido en esta propuesta.

Hace una semana, el Gobierno cubano emitió una serie de disposiciones para el trabajo por cuenta propia, que contempla 2.000 actividades en las que se permitirá el "ejercicio no estatal". Anteriormente, solo se permitían 127, según el Ministerio de Economía y Planificación (MEP).

Esta disposición incluye 124 actividades que están limitadas total o parcialmente, de acuerdo al Clasificador Nacional de Actividades Económicas, que contempla explotación de recursos naturales y mineros, industria manufacturera, suministro de servicios públicos, construcción, venta de repuestos para vehículos, información y comunicaciones, actividades financieras y de seguros, servicios administrativos, enseñanza, salud, entre otros.

Al respecto, el titular del MEP, Alejandro Gil Fernández, afirmó que la intensificación del bloqueo en contra de Cuba, en 2019, afectó principalmente a los trabajadores independientes o cuentapropistas y disminuyó los viajes a la isla, el turismo y los recursos que se obtenían a partir de él (arrendamiento de viviendas, restaurantes y transporte). Además, por la crisis por el coronavirus los negocios tuvieron que cerrar sus puertas y reducir sus horarios.

En su opinión, la ampliación del trabajo por cuenta propia "dotará a la economía de una mayor vitalidad, diversificación y competitividad".

Según datos oficiales, en el país caribeño más de 600.000 personas trabajan por cuenta propia, de las cuales 30 % son jóvenes y 35 % mujeres. 

La lista excluye actividades ilícitas o prohibidas expresamente por ley como la caza y pesca de especies prohibidas y en peligro de extinción, la explotación de las plantas endémicas, el empleo infantil y el trabajo forzado, entre otras.

Polémica entre los profesionales

En Cuba, los grupos de profesionales que no se han visto beneficiados con estas medidas, ya que su especialización pertenece a sectores considerados estratégicos para el Estado, han pedido una revisión y su inclusión en el mecanismo.

Estos trabajadores en su mayoría son contadores, médicos, odontólogos, ingenieros, investigadores científicos, abogados, arquitectos, agentes de viaje, operadores turísticos, entre otros.

En entrevista a RT, el arquitecto cubano Abel Tablada dijo que si una actividad ligada a los procesos constructivos "no representa una amenaza para la seguridad del país, para el medioambiente o la salud", también debería ser contemplada en las actividades permitidas "para el desarrollo económico y social" de la isla.

Por su parte, el comunicador de la consultora privada Auge, Oniel Díaz Castellanos, explicó que su país ha invertido millones de pesos durante décadas "para formar gente talentosa, capacitada y con pasión para trabajar", que "ha estado perdiendo" porque ha emigrado por diversas razones.

"Creo que es una aventura darle más espacio al desempeño de determinadas profesiones, contribuiría a que el fenómeno de la migración se revierta a mediano plazo", agregó.

En los últimos meses, se han tomado medidas a favor del sector privado que ya puede importar y exportar y que cuenta con beneficios fiscales. Además, se ha abierto el camino de conformación de las pequeñas y mediana empresas (pymes).

rtnoticiasrtnoticias
Covid19