Actualidad

Se produce una serie de robos en una pequeña isla italiana (y todos sus habitantes están bajo sospecha)

Publicado:
Generalmente tranquilo, el lugar se ha convertido en el escenario de una investigación digna de un libro de Agatha Christie.
Se produce una serie de robos en una pequeña isla italiana (y todos sus habitantes están bajo sospecha)

Capraia es una pequeña isla italiana situada frente a la Toscana de 400 habitantes (en verano, la población aumenta a 4.000 personas). Se encuentra más cerca de Córcega (Francia) que de la Italia continental y solo se puede ir en barco, si el clima lo permite. Su área total no supera los 19 kilómetros cuadrados y hasta 1986, dos tercios de su territorio estaban ocupados por una colonia correccional.

Generalmente tranquilo, el lugar se ha convertido en el escenario de decenas de robos en casas y tiendas cuidadosamente planeados y ha dado origen a una investigación que sería digna de un libro de Agatha Christie.

Los hechos ocurrieron durante la temporada cuando no había turistas en la isla, por lo que los 400 residentes habituales están actualmente bajo sospecha. La alcaldesa de Capraia, Marida Bessi, dijo al periódico Corriere della Sera que ya están apareciendo grietas en la comunidad, por lo general unida, con amigos y vecinos que se empiezan a mirar con desconfianza.

Durante el último robo, el ladrón (o ladrones) apagó la cámara de videovigilancia en una tienda de tabacos y se llevó 60.000 euros de la caja fuerte.

En noviembre pasado, delincuentes irrumpieron en la casa del vicealcalde, Fabio Mazzei y robaron el dinero y las joyas que el funcionario escondía dentro de un mueble. "Esto es muy triste, porque se siente como si hubiera aparecido un ladrón en la familia. Atacaron el día correcto, ya que sabían que iba a visitar Pisa. Conocían muy bien la casa", comentó la víctima.

En la investigación están involucrados los tres policías de la isla, quienes, según la alcaldesa, están haciendo todo lo posible para encontrar a los responsables. Sin embargo, el proceso se ha visto complicado debido a que la cámara de vigilancia de la plaza principal de la localidad está rota. Otro problema para el caso es que la mayoría de los residentes de la isla guardan su dinero en casa desde que el único banco local cerró en 2020. 

rtnoticiasrtnoticias
Covid19