Actualidad

La Fiscalía de México solicita al Congreso quitarle el fuero al gobernador de Tamaulipas para ser procesado por delincuencia organizada

Publicado:
Mientras Francisco García Cabeza de Vaca denunció que existe una persecución política en su contra, el fiscal general afirmó que la evidencia es sólida.
La Fiscalía de México solicita al Congreso quitarle el fuero al gobernador de Tamaulipas para ser procesado por delincuencia organizada

La Fiscalía General de la República (FGR) de México solicitó a la Cámara de Diputados el desafuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, para iniciar un proceso judicial en su contra por los cargos de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal.

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, quien también ejerce como coordinador de la bancada del partido Morena, dio a conocer el martes el oficio mediante el cual la Fiscalía solicitó el proceso de desafuero.

Las investigaciones contra Cabeza de Vaca comenzaron el pasado año tras una denuncia en su contra, presentada por particulares, sobre un presunto enriquecimiento ilícito por más de 951 millones de pesos (46,4 millones de dólares).

Las autoridades señalan a Cabeza de Vaca como el presunto responsable de "crear un esquema de operación financiera en la que involucró recursos públicos mediante empresas fachada que le redituaron ingresos que pueden catalogarse como ilícitos".

La investigación, realizada conjuntamente por la Unidad de Inteligencia Financiera y el Ministerio Público, detalla que entre abril y diciembre de 2019 se realizaron triangulaciones financieras que habrían reportado al gobernador ingresos por 42 millones de pesos procedentes de una empresa fachada que no cuenta con empleados, capital, ni antecedentes de declaraciones fiscales.

Cabeza de Vaca denuncia un "uso faccioso"

Tras darse a conocer la solicitud de desafuero, Cabeza de Vaca denunció una "embestida política" en su contra y un "uso faccioso" de los aparatos de justicia con fines electorales. "Nunca he violado la ley. Me defenderé ante cualquier atropello", manifestó el político de Tamaulipas a través de un mensaje en redes.

La bancada del conservador Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados respaldó al gobernador, miembro de su formación. Los legisladores consideraron que el caso es "una maniobra política y electorera que se sacan de la manga como distractor".

El dirigente del PAN Marko Cortés también consideró que las acusaciones contra Cabeza de Vaca tienen "un claro tinte político electoral". "Es inaceptable usar una mayoría artificial en la Cámara de Diputados para desacreditar y distraer la atención de las escandalosas irregularidades detectadas por la ASF (Auditoría Superior de la Federación)", argumentó Cortés, en referencia al supuesto sobrecosto millonario detectado en la cancelación del aeropuerto de Texcoco. 

México realizará elecciones intermedias el próximo mes de junio, en las que se elegirán 500 diputados nacionales y 15 gobernadores, además de diputados locales y presidentes municipales en la mayor parte de los estados.

"Claridad" en las pruebas: FGR

Por su parte, el fiscal y titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero, señaló que los elementos de prueba contra el gobernador son contundentes.

Indicó que, al requerirse un proceso de desafuero en el Congreso para poder llevar a cabo la acción penal contra Cabeza de Vaca, el caso se discutirá públicamente, lo que permitirá evaluar si la Fiscalía está actuando apegada a derecho o con fines político-electorales.

"El procedimiento que se está siguiendo en el caso de esta persona tiene una ventaja muy grande, que es su claridad. Nosotros lo estamos presentando ante el Congreso con todas las pruebas para ver si existe la prodecibilidad correspondiente", afirmó Gertz este miércoles durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Todo el Congreso, todos los partidos, todos los diputados, van a tener acceso a ese expediente para ver si existe un absoluto y total apegado al procedimiento penal junto con las pruebas que se están aportando", agregó.

Por su parte, López Obrador dijo que su administración no lanza campañas de persecución política, pero tampoco encubrirá la comisión de posibles delitos.

"Nosotros no perseguimos a nadie, no es mi fuerte la venganza (...) recuerdo que he dicho que no somos tapadera de nadie", manifestó.

La acusación contra Cabeza de Vaca se dio a conocer horas después de que López Obrador diese a conocer una carta que había enviado a todos los gobernadores, en la que propone un "acuerdo nacional en favor de la democracia" para no intervenir en el proceso electoral.

"Los exhorto a que no intervengamos para apoyar a ningún candidato de ningún partido; a no permitir que se utilice el presupuesto público con fines electorales; a denunciar la entrega de dinero del crimen organizado o de la delincuencia de 'cuello blanco' para financiar campañas; a impedir la compra de lealtades o conciencias; a no traficar con la pobreza de la gente; a no solapar a tramposos electorales, a evitar el acarreo y relleno de urnas", planteó el mandatario en la epístola. 

Un llamado que, en opinión de algunos críticos del actual Gobierno, contrasta con la solicitud de desafuero contra Cabeza de Vaca ante el Congreso. 

rtnoticiasrtnoticias
Covid19