Actualidad

¿Por qué Europa no aprueba Sputnik V?: el Embajador de la UE en Rusia asegura que el proceso no está politizado

Publicado:
En el Kremlin, sin embargo, están seguros de la existencia de "prejuicios políticos", mientras que en Hungría sostienen que la Comisión Europea desde el principio "miraba las vacunas desde el punto de vista ideológico y geopolítico".

El embajador de la Unión Europea en Rusia, Markus Ederer, ha rechazado las acusaciones de que la aprobación de las vacunas contra el coronavirus, incluida la rusa Sputnik V, en el territorio del bloque comunitario esté politizada, y ha señalado que solo es un proceso técnico.

Al subrayar en una conferencia de prensa este jueves que está rotundamente en contra de la politización a la hora de autorizar las vacunas, Ederer recordó que Sputnik V actualmente está pasando por un proceso confidencial de revisión técnica del que ni siquiera se pronuncian en detalle las autoridades rusas, y se limitó a expresar la certeza de que la revisión terminará "de forma racional e imparcial".

El diplomático indicó que los expertos de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) visitaron Rusia, "donde fueron bien recibidos", y presentaron a las autoridades locales sus informes sobre el trabajo realizado. Además, Ederer propuso abordar la cuestión de reconocimiento mutuo de pasaportes covid con los datos sobre la vacunación, lo que "sería muy útil" y "podría facilitar los viajes a los rusos", agregando que los representantes de la UE ya se dirigieron al Ministerio de Salud ruso con esta idea.

Sin embargo, no todos creen que el hecho de que Sputnik V todavía no haya sido aprobada ni por la EMA, ni por la OMS, se deba a motivos técnicos de la revisión.

"Prejuicios políticos y artificiales"

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien ha reconocido este jueves ante periodistas que el trabajo con la EMA para que se apruebe la vacuna rusa sigue en curso y es "minucioso, difícil", ha apuntado a la existencia de prejuicios políticos y artificiales en torno al fármaco.

"Estamos seguros de que si se dejan de lado cualesquiera prejuicios —ya sean de carácter político, de carácter artificial, o 'lobby'—, de una manera u otra este trabajo meticuloso terminará en éxito, y la vacuna rusa será aprobada", sostuvo Peskov.

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, directamente acusó a la Unión Europea de politizar la situación con las vacunas, afirmando en una entrevista concedida a RT en abril que los funcionarios europeos y representantes del bloque "ataron las manos a la industria y las empresas", así como a sus ciudadanos, en lo relacionado con la vacunación contra covid-19.

Más allá de Moscú, también se escuchan opiniones similares desde Hungría, el primer país europeo que empezó a inocular a su población con Sputnik V luego de que sus expertos revisaran la documentación y pudieran certificar su eficacia y seguridad. El ministro de Exteriores húngaro, Peter Szijjarto, declaró en una entrevista para el periódico ruso Izvestia, publicada este jueves, que "Bruselas sigue dotando a la vacunación del sentido geopolítico e ideológico".

Como ejemplo de ello, Szijjarto mencionó el caso de la vacuna china Sinopharm, aprobada por la OMS, paso que "no generó entusiasmo alguno" en ciertos países europeos y, en cambio, dio lugar a críticas. "Desde mi punto de vista, es bastante hipócrita", indicó el ministro.

El canciller húngaro afirmó que la Comisión Europea "miraba las vacunas desde el punto de vista ideológico y geopolítico" y ese fue su "gran error desde el principio", porque las vacunas permiten salvar vidas y en condiciones de una pandemia no conviene preguntar de qué país proviene el fármaco.

"Europa no necesita Sputnik V"

Las acusaciones sobre la parcialidad de la Unión Europea hacia la vacuna rusa se debieron en parte a las declaraciones del comisionado de Mercado Interno de la Unión Europea, Thierry Breton, quien afirmó en marzo que el bloque no tiene "absolutamente ninguna necesidad de Sputnik V". Breton citó la capacidad del bloque de "administrar de 300 a 350 millones de dosis para finales de junio", afirmando que Europa ya tiene la posibilidad de "alcanzar la inmunidad en todo el continente".

La presidenta del consejo de administración de la EMA, Christa Wirthumer-Hoche, comparó el mismo mes la posibilidad de la autorización de uso de emergencia de Sputnik V con una "ruleta rusa", citando la falta de datos y claridad. Los creadores de la vacuna rusa exigieron una disculpa pública y declararon que los comentarios de Wirthumer-Hoche "plantean serias cuestiones sobre la posible interferencia política en la revisión en curso por la EMA".

Entretanto, a falta de la aprobación del regulador europeo, los miembros del bloque no se apresuran para adquirir las dosis de Sputnik V. En ese sentido, el secretario de Estado de Asuntos Europeos de Francia, Clément Beaune, excluye la posibilidad de validar los fármacos rusos o chinos y ha declarado a France 2 que es necesario limitar las vacunas a aquellas de las que están seguros, "es decir, las cuatro que hoy están autorizadas en Francia y en Europa".

"Hay ciertos países, como España, que han estado tentados o que en un momento dado han reconocido ciertas vacunas, como la rusa o china. Les decimos a nuestros socios europeos, y se lo hemos repetido en los últimos días: cuidado con reconocer esas vacunas", ha afirmado Beaune, quien no tardó en recibir críticas desde Moscú, donde la portavoz de Exteriores Zajárova tachó sus declaraciones de "inaceptables" y sostuvo que es "un híbrido de racismo, hegemonía imperial y neonazismo".

La revista Nature califica Sputnik V de "segura y eficaz"

Por su parte, la revista científica Nature constató que las pruebas obtenidas en Rusia y muchos otros países sugieren que Sputnik V es "segura y eficaz". En Emiratos Árabe Unidos, donde vacunaron a 81.000 personas con ambas dosis, reportaron una eficacia del 97,8 % de la vacuna en la prevención del covid-19 sintomático y del 100 % frente a complicaciones severas, mientras que en Argentina concluyeron que una sola dosis de Sputnik Light tiene una eficacia del 78,6 % para evitar casos sintomáticos de covid-19, del 87,6 % para reducir hospitalizaciones y del 84,7 % para evitar las muertes.

El estudio argentino se basó en los datos de 40.387 personas vacunadas y 146.194 no vacunadas de entre 60 y 79 años. Además, el Ministerio de Salud del país latinoamericano publicó los resultados sobre su estudio de los efectos adversos asociados con Sputnik V, la vacuna más utilizada en el territorio nacional, y detectó una tasa de 580 reacciones indeseadas por cada 100.000 dosis aplicadas.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19