Actualidad

Lo que se sabe de la empresa de seguridad de EE.UU. que contrató a los exmilitares colombianos involucrados en el asesinato del presidente de Haití

Publicado:
La compañía, con sede en Miami, está dirigida por un venezolano. Caracas encuentra similitudes de lo ocurrido en Haití con el magnicidio fallido contra Nicolás Maduro, mientras que Colombia pide esclarecer más datos.
Lo que se sabe de la empresa de seguridad de EE.UU. que contrató a los exmilitares colombianos involucrados en el asesinato del presidente de Haití

Una empresa de seguridad ubicada en Miami, dirigida por un venezolano, que habría reclutado a los exmilitares colombianos que integraron el comando armado investigado por su participación en el asesinato del mandatario haitiano, Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio, es una de las piezas claves para esclarecer el magnicidio.

El pasado domingo, las autoridades haitianas arrestaron a Christian Emmanuel Sanon, un médico de origen haitiano residente en Florida, quien se perfila como el sospechoso "central" de esta trama criminal. Según informó el jefe de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles, el arrestado supuestamente aspiraba a ocupar la Presidencia del país caribeño.

Sanon, de 63 años, quien habría viajado a Haití en junio pasado "con objetivos políticos", según Charles, contactó a la empresa de seguridad privada CTU Security (registrada como Counter Terrorist Unit Federal Academy LLC), dirigida por el opositor venezolano Antonio Enmanuel Intriago Valera, "para reclutar a las personas que realizaron el acto". Sin embargo, hasta ahora no hay más detalles sobre la naturaleza de la operación que tendría que realizar.

Tanto Caracas como Bogotá han aportado elementos sobre esta compañía con sede en Doral Beach, registrada en 2008 por Intriago, quien está afiliado a otras entidades registradas en Florida, algunas ya disueltas, como la Academia Federal de la Unidad Contra el Terrorismo, el Consejo Nacional Venezolano Americano y Doral Food Corp, recoge AP.

¿Qué ha dicho Venezuela?

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, afirmó el pasado sábado que los exmilitares colombianos que han sido capturados en Haití se han referido a un documento similar al utilizado por la empresa de seguridad estadounidense que contrató el exdiputado opositor Juan Guaidó para llevar a cabo la Operación Gedeón en Venezuela, que fue una acción planificada por EE.UU. y Colombia para deponer y asesinar al presidente Nicolás Maduro, según las autoridades venezolanas. El exparlamentario y los países involucrados han negado la participación de sus gobiernos en esto hechos.

La vicepresidenta también dijo que el plan para asesinar al mandatario haitiano es "muy similar" al frustrado en Venezuela. "Hay factores comunes en el magnicidio en Haití, perpetrado por mercenarios colombianos con participación de estadounidenses contratados por un activista de Juan Guaidó [Juan José Rendón]. Es la misma articulación que se hizo con la Operación Gedeón en 2020 en Venezuela", consideró.

De acuerdo con la Fiscalía colombiana, la fallida operación se planeó en Bogotá, donde se conformaron grupos de 20 hombres, liderados por desertores del Ejército y prófugos de la Justicia venezolana, asesorados y entrenados en campamentos en Colombia por agentes estadounidenses, concretamente los exboinas verdes Jordan Goudreau, Airan Berry y Luke Alexander Denman, estos dos últimos detenidos en Venezuela.

¿Cuáles son los hallazgos de Colombia?

Por su parte, la Policía Nacional de Colombia, según su jefe, el general Jorge Luis Vargas Valencia, reconoce que CTU Security es propiedad de Intriago, pero pedirá más información a Interpol al respecto. 

Bogotá ha identificado a 21 colombianos implicados en el asesinato de Moïse que habrían viajado a Haití, de los cuales 18 fueron capturados y tres fueron abatidos por las autoridades haitianas. En sus investigaciones, halló que la compra de 19 boletos aéreos Bogotá-Santo Domingo fueron adquiridos con una tarjeta de crédito registrada en Miami, que pertenece a una compañía de ese lugar.

Vargas dijo que su país está pidiendo la colaboración de Interpol en Washington sobre los datos de la empresa con el objetivo de "determinar de quién es la tarjeta de crédito".

En cuanto a dos de los implicados por las autoridades haitianas en el ataque armado, el jefe de la Policía colombiana dijo que se encontraron relaciones de comunicaciones entre los militares retirados colombianos Germán Rivera García y Duberney Capador –el primero detenido y el segundo abatido–, y CTU Security.

Tanto Rivera García como Capador tenían comunicación con James Solages, estadounidense de origen haitiano y residente en Florida, quien está detenido en Haití y que dijo a los investigadores que fue contratado por los colombianos como intérprete, junto a Joseph Vincent, y que disponía de una orden de arresto para el presidente, al que no debían asesinar. Según su versión, al llegar a su residencia privada del mandatario ya había ocurrido el ataque armado.

Sin "lazo directo"

Vargas agregó que CTU "tiene filiales en varias partes del mundo", entre ellas Haití, y que se encuentran verificando quién es su representante en Colombia.

Las autoridades colombianas aún no han logrado determinar "el lazo directo" en territorio colombiano que tendría el jefe del servicio de seguridad del presidente Jovenel Moïse, Dimitri Herard, quien viajó a Ecuador, República Dominicana, Panamá y a ese país antes del asesinato del mandatario, sin que todavía se hayan aclarado sus actividades en estos países. 

Hasta ahora, solo se han encontrado comunicaciones entre Herard, Rivera García, Capador y Solages, que quedaron registradas en un grupo de WhatsApp.

Tanto EE.UU. como Colombia anunciaron el envío de especialistas en seguridad al país caribeño para "colaborar" con las investigaciones.

Nathali Gómez

rtnoticiasrtnoticias
Covid19