Actualidad

La visita de Blinken desata un nuevo choque entre Duque y el representante de Human Rights Watch por la situación humanitaria en Colombia

Publicado:
Vivanco envió una carta al secretario de Estado de EE.UU. para denunciar el "deterioro" de los derechos humanos en el país suramericano, y el mandatario colombiano respondió acusándole de querer "presionar" al funcionario estadounidense.
La visita de Blinken desata un nuevo choque entre Duque y el representante de Human Rights Watch por la situación humanitaria en Colombia

La dura carta enviada por el representante de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, al secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, para denunciar la grave situación humanitaria que atraviesa Colombia, a pocas horas de que el funcionario estadounidense llegara a Bogotá, provocó la ira del mandatario colombiano, Iván Duque.

El martes, durante una rueda de prensa en Brasil tras su visita al presidente Jair Bolsonaro, Duque acusó a Vivanco de querer "sacar provecho", "protagonismo" y "primeras planas", justo antes de la llegada de Blinken, quien esta semana cumple un breve periplo por Ecuador y Colombia.

"Yo creo que el secretario de Estado de EE.UU., por quien tengo un profundo respeto, no atiende a presiones de nadie, aquí hay una relación de Estado a Estado", sostuvo el mandatario colombiano.

La reacción del director de HRW no tardó en llegar. En un trino en sus redes sociales, Vivanco rechazó los señalamientos de Duque en su contra y enumeró una lista de temas "de debate" que consideró que deberían estar sobre la mesa de diálogo entre ambos Gobiernos.

"El presidente Iván Duque me ataca, con bajezas, por mi carta al Secretario Blinken. Lamento este nivel de discusión. Estos deberían ser los temas de debate: 1. Peligroso aumento de violencia por grupos armados. 2. Represión policial. 3. Política de drogas fallida", aseveró Vivanco.

La agenda de Blinken y la petición de HRW

La semana pasada, se oficializó el anuncio de la gira del secretario de Estado a Quito y Bogotá, en momentos delicados para ambos países, con una agenda centrada en la lucha contra el narcotráfico y la migración.

La Casa Blanca ya había adelantado que los asuntos a debatir serían la "promoción de gobiernos democráticos fuertes en toda la región, el apoyo a la paz y la reconciliación sostenibles, la lucha contra la migración irregular y la lucha contra el narcotráfico". 

En ese contexto, Vivanco envió la carta para instar a Blinken a "presionar" a Duque durante su visita, con el objetivo de que el mandatario colombiano se comprometa a mejorar la situación de los derechos humanos en su país, en vista de la "coyuntura crítica" que atraviesa Colombia por el aumento de las violencias, cinco años después del acuerdo de paz.

"La administración del presidente Duque ha aplicado varias políticas equivocadas y disfuncionales, incluida la política de drogas, y ha habido un aumento de los abusos por parte de grupos armados", reza la misiva que el representante de HRW envió al secretario de Estado, en el que se proporcionan cifras alarmantes como el asesinato de 450 líderes sociales desde 2016; el homicidio de al menos 25 personas por parte de la fuerza pública durante la brutal represión a las manifestaciones de abril y junio de este año; las 76 masacres documentadas en 2020; el aumento de los desplazamientos masivos en más de 50.000 personas en los primeros meses de 2021, entre otros temas. 

Los números y críticas de Vivanco no fueron bien recibidos por Duque, quien vaticinó que Blinken no se prestaría a hacerle "el juego del protagonismo mediático" durante su visita. Además, insistió en que la prioridad de Washington en Bogotá tiene que ver con la migración.

De momento, se sabe que el funcionario estadounidense llegará este miércoles a Bogotá para "discutir las prioridades compartidas" con Duque y la canciller y vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, y participará en un gabinete sobre el tema migratorio, que tocará específicamente la situación de las personas en situación administrativa irregular, con el objetivo de promover "políticas de migración humana seguras, ordenadas y en línea con la ley de inmigración de cada país, al tiempo que protege a las poblaciones vulnerables".

El jueves, Blinken encabezará el Diálogo de Alto Nivel entre EE.UU. y Colombia, que pretende abrir "una conversación sobre democracia y derechos humanos con líderes juveniles y activistas cívicos", en un país que figura entre los más peligrosos a nivel mundial para los defensores y donde, solo este año, han sido asesinados 136 activistas.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19