Actualidad

La agenda antifeminista y xenófoba de Kast en Chile que también incluye la persecución de "radicales de izquierda" en América Latina

Publicado:
El candidato que ganó la primera vuelta de las presidenciales ofrece un programa ultraconservador.
La agenda antifeminista y xenófoba de Kast en Chile que también incluye la persecución de "radicales de izquierda" en América Latina

El programa de Gobierno de José Antonio Kast, el candidato presidencial que el domingo ganó la primera vuelta presidencial en Chile, incluyen propuestas controvertidas que van desde la aplicación de test de drogas a todos los políticos hasta la eliminación del derecho al aborto por causales y la construcción de zanjas en las fronteras para evitar la inmigración ilegal.

El documento, que consta de 204 páginas, incluye un Manifiesto Republicano que critica "el resurgimiento de un discurso falaz de corte neomarxista de lucha de sexos, razas, orientaciones sexuales, visiones corruptas de derechos humanos, de interpretación de la ciencia y hostigamiento a la fe cristiana".

También denuncia que hoy existe un "severo castigo social" a quien denuncie o no acate los postulados progresistas con "mal llamados enfoques de género" o causas indígenas.

Por eso advierte la necesidad de una "nueva derecha" que defienda la libertad, el estado de derecho y la familia y que detenga el avance de la izquierda que "amenaza" al modelo económico, político y social de Chile.

"Nuestro mensaje es claro: creemos en la defensa y promoción de los derechos inalienables que Dios nos entregó, entre ellos la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad", señala.

Kast asegura, por otra parte, que la izquierda intenta estigmatizarlo como un político de extrema derecha porque dice "las cosas por su nombre" y abomina del doble discurso, la ambigüedad y la corrección política. 

Además de que en sus declaraciones Kast defiende al fallecido dictador Augusto Pinochet y se niega a reconocer que encabezó una dictadura, en su programa reivindica de manera reiterada al Ejército y promete que pondrá "orden" y combatirá "la inseguridad, el narcotráfico y el terrorismo".  

También propone la "flexibilización laboral" y un drástico ajuste del gasto público que implica la eliminación de 12 de los 24 ministerios que existen en Chile, entre ellos el de Mujeres y Equidad de Género e, incluso, plantea la reducción de curules en las cámaras de Diputados y Senadores.

En 2017, durante su primera candidatura presidencial, el programa de Gobierno de Kats proponía eliminar la "ideología de género" en las escuelas públicas, es decir, la educación sexual integral, para reforzar la educación religiosa e indultar a los represores que cometieron crímenes de lesa humanidad durante la dictadura, pero dos años después descartó estas propuestas.

El esfuerzo de mostrarse moderado chocó este martes con el escándalo que provocó Johannes Kaiser, un diputado electo por el Partido Republicano fundado por Kast, y que en solo 29 segundos evidencia su machismo y xenofobia al cuestionar la validez del voto femenino si después esas mujeres "que tienen miedo de que inmigrantes que las pueden violar" votan por los partidos que "están trayendo a esa gente".

Pero más allá de las declaraciones controvertidas de los militantes de este partido, que serán recurrentes en las próximas semanas, el programa de Gobierno deja en claro cuál es el proyecto que Kast pondrá en marcha si gana la segunda vuelta que se realizará el próximo 19 de diciembre.

Seguridad

El documento asegura que quitará las rejas de las casas de los chilenos y las usará para construir más cárceles, además de que garantiza protección y defensa absoluta de los efectivos policiales y militares.

Como parte de su plan de poner "orden", plantea la aplicación obligatoria de test de drogas a todos los candidatos a puestos de elección popular, incluidos los presidenciales, porque "el narcotráfico está matando a Chile".

Anticipa, además, una mayor represión a la protesta social que, de por sí, ya padece de manera permanente la violencia estatal en el país sudamericano.

"El que agreda física, verbal, a un carabinero, policía, bombero, gendarme o funcionario de seguridad será juzgado y condenado con todo el rigor de la ley", advierte.

Por ello, promete "un respaldo total y absoluto a las fuerzas de Orden y Seguridad" que incluye aumentos presupuestarios. "Lo digo con orgullo. Yo no le tengo miedo a los militares y nadie debería tenerlo; todo lo contrario", afirma al anunciar que enviará a militares a la Araucanía para combatir a "los terroristas", como suele calificar a los colectivos indígenas que reclaman propiedad de las tierras y otros derechos.

Una de las propuestas que ha provocado mayor polémica es la de crear una "Coordinación Internacional Anti Radicales de Izquierda" para que los gobiernos de América Latina trabajen de manera conjunta a fin de "identificar, detener y juzgar agitadores radicalizados".

Esto remite al Plan Cóndor que llevaron a cabo las dictaduras sudamericanas durante los años 70 para perseguir a opositores políticos, lo que derivó en atentados, asesinatos, secuestros, torturas y desapariciones.

Por otra parte, acorde con su estrategia de "mano dura", Kast propone aumentar las penas y sanciones a adolescentes de entre 14 y 18 años que cometan delitos graves.

Política exterior

Con respecto a la política exterior, el candidato plantea la necesidad de romper relaciones diplomáticas con Venezuela y Cuba, priorizar la Alianza del Pacífico y reforzar vínculos con EE. UU., Reino Unido, Japón y Alemania.

En este apartado, su propuesta más polémica es la de retirar a Chile del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas por considerar que ha atacado a Chile "con falsas acusaciones" mientras que Cuba y Venezuela siguen formando parte del organismo. 

Otra amenaza abierta es la de notificar a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) del fin de sus operaciones en el país por considerar que realiza activismo político y es "refugio laboral de políticos nacionales y extranjeros".

En su programa de 2017, Kasta proponía erigir "barreras físicas" en la frontera con Bolivia y Perú para frenar la inmigración ilegal, pero ahora plantear la construcción de zanjas, campamentos militares y recintos transitorios para albergar a "inmigrantes ilegales", término que reitera en el texto a pesar de que organismos internacionales han advertido que las personas no son ilegales.

También cita el ejemplo de EE.UU. para copiar programas a fin de buscar activamente a inmigrantes en el país para expulsarlos, así como identificar, investigar, y sancionar a ONG y entidades de sociedad civil que los ayuden "a burlar a la justicia".

 "Valores"

El programa de Kast incluye un amplio capítulo para "proteger a las familias" y anuncia que, si gana la presidencia, revertirá "de manera inmediata", la despenalización del aborto por tres causales (violación, si está en peligro la vida de la madre o inviabilidad del feto) que se aprobó en 2017.

De manera simultánea, ofrecerá "planes de promoción de la natalidad", o sea la dotación de recursos económicos para incentivar a las parejas heterosexuales a tener hijos.

Además, bajo la convicción de que el estado debe organizar sus políticas públicas siempre en torno a la familia, pondrá en marcha programas para garantizar el derecho de los padres a educar a sus hijos.

"Nadie está en mejor posición para velar por el interés de sus hijos que sus padres... incluye la elección de valores y educación cívica, religios y sexual", señala, aunque sólo se refiere a las familias constituidas por parejas heterosexuales.

 

Cecilia González

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos

rtnoticiasrtnoticias
Covid19