Actualidad

Estudio revela cómo el auge de la vida temprana ayudó a erigir las primeras montañas en la Tierra

Publicado:
El plegamiento de la corteza fue posible debido a un lubricante, que era el grafito sedimentado en el fondo marino a medida que morían abundantes organismos unicelulares.
Estudio revela cómo el auge de la vida temprana ayudó a erigir las primeras montañas en la Tierra

Dos investigadores británicos creen que no fue casualidad que el primer auge de la vida en nuestro planeta coincidiera en el tiempo con el comienzo de la orogenia: la formación de fallas y montañas. Según su teoría, los restos de abundantes organismos unicelulares, reducidos a carbono en el fondo del océano, propiciaron este proceso tectónico.

La creciente sedimentación del material orgánico con alto contenido de carbono "desempeñó un papel crítico en la reducción de la resistencia a la fricción y la lubricación de la deformación compresional", sostienen los científicos en un artículo publicado en la revista Communications Earth & Environment.

A medida que el carbono adoptaba la forma de grafito, el conocido 'lubricante', la corteza se volvió más gruesa, se abrieron las fallas tectónicas y, dentro de cada una de ellas resultó más fácil que un lado se deslizara contra el otro, convirtiendo llanuras en cordilleras, sostiene el estudio.

Todo este cambio fue posible después del evento de Gran oxidación (hace unos 2.300 millones de años, comienzo de la era Paleoproterozoica), cuando se había liberado una gran cantidad de oxígeno en la atmósfera, y el 'entierro' masivo del carbono orgánico coincidió con la orogenia primaria en el lapso entre 2.100 y 1.800 millones de años.

"El registro geológico de este período incluye evidencia de una abundancia de materia orgánica en los océanos, que cuando moría se conservaba como grafito en esquisto", detalló el primer autor del estudio, John Parnell, profesor de la Universidad de Aberdeen (Escocia, Reino Unido), para un comunicado.

"Si bien se sabe desde hace tiempo que los procesos tectónicos estaban lubricados, nuestra investigación muestra que fue la gran abundancia de carbono en el océano lo que desempeñó un papel crucial en el engrosamiento de la corteza, que construyó las cadenas montañosas en la Tierra", explicó.

Al noroeste de Escocia, agregó, se puede observar la evidencia de eso, puesto que afloran allí "los pies de las montañas antiguas y el grafito resbaladizo que ayudó a construirlas, en lugares como Harris, Tiree y Gairloch". El estudio cita también varios ejemplos más de las rocas que ponen al descubierto el vínculo entre la presencia de grafito y el plegamiento: los encontraron en las montañas Rocosas y los Andes, en Svalbard (el archipiélago ártico de Noruega), en Europa Central, Indonesia y Japón y dataron precisamente de la época en cuestión.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7