Actualidad

Una mujer se declara culpable de 'contratar' por Internet a un sicario para asesinar a la esposa de su exnovio (pero el negocio resultó una estafa)

Publicado:
DeAnna Marie Stinson hizo varios pedidos en un sitio web que presuntamente ofrecía servicios de asesinato por encargo y entregó más de 12.000 dólares en bitcoines.
Una mujer se declara culpable de 'contratar' por Internet a un sicario para asesinar a la esposa de su exnovio (pero el negocio resultó una estafa)

La Policía de Florida (EE.UU.) anunció este jueves que DeAnna Marie Stinson, una estadounidense de 50 años, se declaró culpable de intentar contratar a un sicario a través de la red oscura con el fin de matar a la esposa de su exnovio.

Según los documentos judiciales, el 24 de junio de 2021 Stinson creó una cuenta en un sitio web que presuntamente ofrecía servicios de asesinato por encargo a sus clientes, pero en realidad solo era una estafa. Al día siguiente, la mujer hizo una "orden" solicitando que la empresa asignara un sicario para matar en poco tiempo a la cónyuge de su expareja. En la solicitud, Stinson proporcionó el nombre de la víctima, su dirección y una fotografía de la misma.

Entre junio y julio, la "contratante" envió otros cuatro pedidos adicionales y más de 12.000 dólares en bitcoines para pagar el anhelado asesinato. Mientras tanto, mandó múltiples mensajes a los administradores del sitio web y a los supuestos sicarios exigiendo que el "trabajo" se hiciera lo antes posible e incluso ofreció un pago extra si la mataban hasta una fecha concreta.

El 31 de julio, al no recibir ninguna respuesta por la parte de los administradores del sitio, la mujer pidió que "reasignaran el trabajo a alguien que tuviera experiencia en este tipo de tareas", insistiendo en que necesitaba que se haga "lo antes posible".

La Policía fue informada de la actividad delictiva de Stinson y obtuvieron sus registros de pago con la criptomoneda. Luego, un agente se puso en contacto con ella haciéndose por un sicario de la web a la que había transferido el dinero. Durante una llamada telefónica, Stinson confirmó que quería que la víctima fuera asesinada y aceptó enviarle otra suma al agente, a saber, 350 dólares en bitcoines para que este se pudiera comprar un revólver y cometer el delito.

La mujer se enfrenta a una pena máxima de 10 años de prisión, pero aún se desconoce la fecha cuando se dictará la sentencia.

 

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7