Actualidad

Ratones paralizados vuelven a caminar tras recibir una médula espinal artificial hecha a partir de células humanas e impresa en 3D

Publicado:
El nuevo método para crear tejido medular podría comenzar a ser utilizado en humanos en un futuro cercano y constituirse en un tratamiento para combatir la parálisis crónica.
Ratones paralizados vuelven a caminar tras recibir una médula espinal artificial hecha a partir de células humanas e impresa en 3D

Científicos de la Universidad de Tel Aviv (Israel) devolvieron la movilidad a un grupo de ratones paralizados tras implantarles tejido medular impreso en 3D creado a partir de células humanas, tratamiento que podría ser usado en pacientes humanos en pocos años, de acuerdo a una investigación publicada este lunes en Advanced Science.

Según detallan los autores, los tratamientos utilizados actualmente para tratar lesiones medulares se basan en el trasplante de distintos tipos de células o biomateriales en la zona afectada. No obstante, en muchas ocasiones las células trasplantadas son rechazadas por el sistema inmunológico del paciente, o estas no llegan a formar una red funcional.

Esta limitación fue superada al imitar el desarrollo embrionario de las neuronas motoras de la médula espinal en un entorno dinámico impreso en 3D, lo que proporcionó a las células las señales adecuadas para formar de tejido regenerativo, disminuyendo así el riesgo de rechazo. Del mismo modo, fue necesario crear una red neural funcional en el tejido por injertarse, lo que aumentaría las posibilidades de una rápida y correcta integración al cuerpo receptor. 

"Separamos las células grasas de otros materiales, como el colágeno y los azúcares, y reprogramamos las células mediante métodos de ingeniería genética para que pudieran convertirse en cualquier célula del cuerpo", explicó Tal Dvir, coautor de la investigación, a The Times of Israel. "[Luego] colocamos las células en una sustancia durante 30 días e imitamos cómo se desarrolla una médula espinal en un embrión. Así se produce el tejido de microneuronas de la médula espinal, que trasplantamos a animales que llevan mucho tiempo paralizados", agregó.

Tras imitar con éxito el desarrollo embrionario de la médula espinal y la red neuronal necesaria para crear implantes de tejidos funcionales, los investigadores pasaron a probar el potencial terapéutico del injerto en ratones con parálisis aguda y crónica. Los del primer grupo recuperaron la capacidad de caminar a los tres meses de haber recibido el implante.

Por su parte, 12 de los 15 roedores que presentaban parálisis crónica mostraron una mejoría significativa en su movilidad seis semanas después de que les fuera implantada la médula espinal artificial, lo que indica que el implante se había integrado con éxito en el cuerpo. En general, el 80% de los ratones del grupo de prueba recuperaron la capacidad de caminar, comentó.

Tras el éxito conseguido en las pruebas con ratones, los investigadores esperan realizar ensayos en humanos en los próximos años, por lo que ya han mantenido conversaciones con la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. en relación con el inicio del programa preclínico del nuevo método, el cual podría resultar útil para tratar otros padecimientos y lesiones, como la enfermedad de Parkinson, traumatismos cerebrales, infartos cardiacos o la degeneración muscular, entre otros. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7