Actualidad

Rusia constata que Ucrania está saboteando los Acuerdos de Minsk y afirma que "ahora está claro" el valor que tienen las declaraciones de Kiev

Publicado:
Tres de las cuatro partes participantes en las negociaciones no están dispuestas a implementar los acuerdos, aseveró este viernes el representante de la delegación rusa en las reuniones de los asesores de los integrantes del Cuarteto de Normandía.

Este jueves tuvo lugar en Berlín una reunión de los asesores de los líderes de los países que forman parte del formato de Normandía, es decir Ucrania, Rusia, Francia y Alemania. El encuentro duró casi 9 horas, pero concluyó sin resultado y no contribuyó a la solución del conflicto en el este de Ucrania. En la reunión mostró una vez más las divergencias en las posturas de los participantes, mientras que desde Moscú volvieron a hablar sobre "el sabotaje" por parte de Kiev a los acuerdos de Minsk.

El jefe adjunto de la Administración presidencial rusa, Dmitri Kozak, quien representó a la delegación rusa, calificó la reunión "simbólica" por "terminar sin resultado". Agregó: "Pero un resultado negativo también es un resultado: ahora está claro el valor de todas las declaraciones de varios políticos y socios en el formato de Normandía y su compromiso con los acuerdos de Minsk".

Respecto a la disposición de los firmantes de cumplir los pactos, Kozak sostuvo que no todos están listos para hacerlo. "Se hizo evidente que todos estos años […] estaban jugando a un juego. Se descubrió que tres de los cuatro participantes en el formato de Normandía no están dispuestos a implementar los acuerdos de Minsk", declaró.

Detrás de esa lentitud, el funcionario ve las posturas deliberadas de Kiev y Washington. "Lamentablemente, Ucrania está manipulando a Alemania y Francia, y Alemania y Francia están felices de sucumbir a estas manipulaciones, apoyar a toda costa todas esas ideas y propuestas absolutamente absurdas, incluso colocándose en una posición absolutamente estúpida. […] Ellos están tratando de escabullirse para no cumplir con sus obligaciones", afirmó Kozak. Agregó que el Departamento de Estado de EE.UU. habría enviado a los países miembros de la OTAN "instrucciones […] de cómo negociar con Rusia acerca de la normalización del conflicto en el sureste de Ucrania". "Son instrucciones sobre cómo detener y prolongar todas las negociaciones", sostuvo.

Destacando la falta de progreso en las consultas, Kozak declaró que se trata de "una situación absolutamente absurda, que muestra que los 7 años transcurridos desde la firma del acuerdo fueron un completo engaño". "Estamos a cero, donde nos detuvimos el 9 de marzo de 2015", afirmó.

¿En qué consisten los obstáculos para la implementación de los acuerdos?

Desde Moscú declararon en repetidas ocasiones que las autoridades ucranianas están saboteando los acuerdos de Minsk. Kozak, al ser preguntado sobre si Kiev lo hace, confirmó este extremo y dijo que "este sabotaje ha estado ocurriendo durante 8 años".

Los desacuerdos consisten en la implementación de la parte política de los acuerdos de Minsk, que incluyen la recuperación del control de la frontera por parte de Kiev, el estatus especial de Donbass y la celebración de las elecciones locales en varias regiones de las provincias de Donetsk y Lugansk.

Cabe recordar que el Complejo de medidas de aplicación de los acuerdos de Minsk (conocido también como 'Minsk II'), firmado por el Grupo de contacto trilateral y los líderes de las repúblicas autoproclamadas en febrero del 2015 y aprobado por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, destaca la necesidad del diálogo entre las autoridades ucranianas y las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk, pero Kiev se niega a entablar esas conversaciones. Así, el punto 4 del documento estipula "el inicio del diálogo sobre modalidades de realización de elecciones locales" conforme a la legislación ucraniana. El punto 11 prevé una reforma constitucional en Ucrania para que la ley principal del país formalice la descentralización, "teniendo en cuenta las particularidades de determinadas regiones de las provincias de Donetsk y Lugansk, convenidas con los representantes de estas regiones", mientras que el punto 12 contempla "el acuerdo de las cuestiones relacionadas con las elecciones locales con los representantes de las determinadas regiones de las provincias de Donetsk y Lugansk en el marco del Grupo de contacto trilateral"

Al respecto, el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, afirmó en abril del 2021 que no se sentará a la mesa de negociaciones con los representantes de las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk. "No tengo intención de hablar con terroristas y esto es imposible en mi posición", dijo y Kiev sigue manteniendo esta postura.

Tras la reunión en Berlín, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitri Kuleba, señaló que la cuestión clave que Kiev puso sobre la mesa fue la reanudación del trabajo del Grupo de contacto trilateral, integrado por representantes de Ucrania, Rusia y la OSCE, que desarrolló sus actividades en 2014-2015. El canciller considera que, de restablecerse el trabajo del Grupo, Rusia pasaría formalmente de ser un mediador a ser un participante del conflicto. "El Grupo de contacto trilateral se llama trilateral precisamente porque está formado por una Federación de Rusia que ataca, una Ucrania que se defiende y la OSCE en el medio", dijo Kuleba, resaltando que se niega a hablar con las autoridades de las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk.

Mientras tanto, Kozak llamó a llevar a cabo negociaciones directas entre Kiev y las dos regiones sublevadas. El representante de la delegación rusa también lamentó que Ucrania no dé ninguna respuesta a las propuestas de Donbass sobre su futuro estatus.

Otra manzana de la discordia es la reforma constitucional, con el fin de formalizar la descentralización del poder y otorgar un estatus especial a determinados distritos de las provincias de Donetsk y Lugansk. Esta reforma debía ser aprobada para finales del 2015 y dar paso a unas elecciones en los territorios de las dos repúblicas autoproclamadas y al posterior restablecimiento del control sobre la frontera estatal por parte de Kiev. Sin embargo, la reforma todavía no ha sido aprobada.

Zelenski "está insatisfecho con todos los puntos" de los acuerdos de Minsk

Además, desde Kiev se escucharon declaraciones de que no les gustan los acuerdos de Minsk. Zelenski señaló la semana pasada que "estaba insatisfecho con todos los puntos de los acuerdos", pero Ucrania debe hacer algo para ayudar a "desocupar sus territorios". "Por desgracia, [los acuerdos de Minsk] son el único formato que funciona", agregó.

A finales de enero, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa ucraniano, Alexéi Danílov, afirmó que "la implementación de los acuerdos de Minsk significa la destrucción del país". "Cuando se firmaron bajo la amenaza de las armas rusas y la mirada de Alemania y Francia, ya estaba claro para todas las personas lúcidas que es imposible cumplir estos documentos", dijo.

Sin embargo, Rusia insiste en que la implementación de los acuerdos es la única manera de lograr la solución del conflicto en el este de Ucrania. "No hay otra alternativa", declaró el presidente de Rusia, Vladímir Putin, este lunes, agregando que, a pesar de esto, en su opinión, "está claro para todos que las autoridades de hoy en Kiev trazaron el rumbo hacia el desmantelamiento de los acuerdos de Minsk". "Kiev sigue ignorando todas las posibilidades para la restauración pacífica de la integridad territorial del país a través de un diálogo directo con Donetsk y Lugansk", indicó.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7