Actualidad

Un zapato de hace 3.100 años y otros artefactos de la Edad de Bronce emergen en medio del derretimiento de hielo en Noruega

Publicado:
El deshielo global permitió que los arqueólogos noruegos descubran miles de artefactos de la Edad de Bronce en montañas del país, y revelen la historia climática y la actividad de los cazadores en estas tierras, incluso más atrás en el tiempo.
Un zapato de hace 3.100 años y otros artefactos de la Edad de Bronce emergen en medio del derretimiento de hielo en Noruega

Los arqueólogos de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU, por sus siglas en noruego) informaron sobre los restos de un zapato de la Edad de Bronce, el más antiguo encontrado en Noruega.

Este, y otros artefactos antiguos fueron encontrados durante un estudio de los parches de hielo de las montañas derretidos en el sur del país en la últimas dos décadas, según un informe de la Universidad.

Era un pequeño zapato de cuero que, aparentemente, pertenecía a una mujer o a un adolescente. El artefacto fue hallado en 2007 en las montañas de Jotunheimen, y data de alrededor de 1100 a.C., es decir, de la Edad de Bronce.

"Se han encontrado objetos, restos de animales y actividad humana que ni siquiera sabíamos que existían. Se trata de todo, desde arreos y ropa para caballos, hasta flechas con puntas hechas de conchas, astas de madera y plumas. No pasa un año sin hallazgos sorprendentes que cambien los límites de nuestra comprensión", sostuvo Birgitte Skar, arqueóloga y profesora que trabaja en el Museo de la Universidad NTNU, citada en un comunicado de esa institución. 

El cambio climático ha permitido el desarrollo de un nuevo campo de investigación sobre la antigüedad, que es la arqueología glacial, en la que los científicos buscan y estudian artefactos, restos humanos y otros materiales biológicos que han estado conservados en hielo durante mucho tiempo.

La gran mayoría de los hallazgos se han descubierto en parches de hielo derretido ubicados en los Alpes, Noruega y el norte de EE.UU. y Canadá. Por ejemplo, en 2016 un minero de oro canadiense descubrió en el territorio de Yukón (Canadá) una momia de un cachorro de lobo (Canis lupus) que pasó 57.000 años en el permafrost, y logró llegar hasta nuestros días casi completamente íntegra.

Sin embargo, los investigadores temen que muchos artefactos antiguos se pierdan antes de que lleguen a manos de los científicos debido al rápido cambio climático. Según Birgitte Skar del Museo de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, las imágenes satelitales muestran que para el 2020, diez puntos del hielo donde estaban los hallazgos arqueológicos, se habrán derretido en un 40 %.

Al mismo tiempo, el cambio climático brinda enormes posibilidades para los científicos.

"Estamos comenzando a evaluar si el hielo en algunos lugares podría haber sobrevivido al período cálido que siguió a la última glaciación, lo que significaría que la capa inferior del hielo podría ser remanente de la capa de hielo de ese período. Esta posibilidad ofrece oportunidades sin precedentes para rastrear la historia climática, y la actividad de cazadores en estas tierras incluso más atrás en el tiempo", comentó Skar.

Cerca del zapato encontrado, los científicos encontraron varias flechas y una pala de madera, concluyendo que esta zona era una importante área de caza.

La exploración adicional en Jotunheimen también desenterró los restos de una saeta de 6.100 años de antigüedad, que es el artefacto más antiguo encontrado en el parche de hielo noruego. Esto indica que el área donde se encontraron los zapatos ha sido utilizada por personas durante muchos milenios.

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7