Actualidad

¿Un parteaguas jurídico en Perú? Pedro Castillo comparece ante la Fiscalía y podría ser el primer mandatario en ejercicio investigado por corrupción

Publicado:
La Constitución establece solo tres causales para acusar a un presidente en ejercicio, pero el fiscal insiste en que se abra el expediente por la gravedad de los hechos en los que presuntamente estaría involucrado.

A pesar de que sus abogados intentaron anular la investigación, el presidente de Perú, Pedro Castillo, acudió este viernes a un interrogatorio fiscal para dar testimonio sobre un presunto caso de corrupción.

Según la Fiscalía, Castillo sería el supuesto líder de un grupo que se encargaba de adjudicar contratos de obra pública a cambio del cobro de coimas. El presidente peruano ha negado los señalamientos, pero se ha mostrado dispuesto a colaborar con la Justicia.

Mientras tanto, los abogados del mandatario denuncian que el procedimiento es írrito porque a la luz de la Constitución peruana solo hay tres causales por las cuales se puede investigar a un presidente en ejercicio: por traición a la patria, por impedir elecciones, o por bloquear el funcionamiento del Congreso o los organismos electorales. No obstante, en esta oportunidad, la Fiscalía de la Nación quiere ir más allá.

El argumento que esgrimen desde el Ministerio Público es que el mandatario debería ser acusado ante "la gravedad de las imputaciones" –surgidas a raíz de una investigación previa–, lo que dejaría a Castillo como el primer presidente en funciones investigado por corrupción.

Al menos en las últimas dos décadas, varios de los predecesores de Castillo fueron acusados por corrupción en Perú, pero solo enfrentaron los procesos judiciales una vez que dejaron el cargo. Sin embargo, la decisión de continuar o no con las pesquisas ahora quedará en manos del juez Juan Carlos Checkle.

"Un presidente siempre está expuesto a denuncias, lo único que cambió en los casos anteriores y el actual es el nombre", argumentó esta semana el abogado de Castillo, Benji Espinoza Ramos.

¿De qué se le señala?

Según el fiscal general, el presidente peruano habría encabezado una organización criminal que obtuvo beneficios en la adjudicación de contratos para la construcción de infraestructura, una red en la que también estarían involucrados el exministro de Transportes, Juan Silva; el exsecretario general de la presidencia, Bruno Pacheco; y Fray Vásquez Castillo, quienes actualmente se encuentran prófugos de la justicia.

Mientras los abogados defensores de Castillo alegan que la investigación debería ser anulada porque la acusación arranca con una atribución de delito, los representantes de la Fiscalía aducen que el proceso debe continuar porque nunca antes hubo "indicios suficientes de que un presidente en ejercicio estaría usando su alto cargo para liderar una presunta organización criminal enquistada en el aparato del Estado para obtener ganancias ilícitas".

Si el juez determina seguir con la investigación, constituirá un parteaguas para Ministerio Público, ya que por primera vez en su historia podrán indagar a un presidente en ejercicio, más allá de las causales establecidas en el artículo 117 de la Constitución. Según la Fiscalía, urgen las pesquisas para evitar la destrucción de pruebas.

¿Qué dijo Castillo tras salir de la Fiscalía?

Luego de comparecer ante la Fiscalía, el mandatario peruano reiteró que no tiene "nada que ver con actos irregulares o de corrupción" y que es un "hombre honesto".

"Hoy me he ratificado ante la Fiscalía de la Nación que no tengo nada que ver con actos irregulares o de corrupción. Soy un hombre honesto y siempre defenderé mi inocencia y honor. Cumpliendo mi palabra, he venido para aclarar y colaborar con la justicia", dijo en Twitter.

Castillo resaltó que "siempre" estará dispuesto a dar "la cara" ante el sistema de justicia "para lo que sea necesario", en "aras de la transparencia, del respeto al pueblo peruano" y el amor a su familia.

"A pesar de los obstáculos, de mentiras y señalamientos, pido a los peruanos confianza en que todos los objetivos planteados por el Gobierno del pueblo se harán realidad, trabajando juntos, porque el Perú está por encima de cualquier circunstancia", agregó Castillo.

Fiscalía desestima la falsificación de firmas en las Presidenciales

La Fiscalía peruana también informó este viernes que no hubo delitos de falsificación de firmas en las elecciones presidenciales de 2021, en respuesta a la demanda que interpuso el partido Fuerza Popular de la excandidata presidencial Keiko Fujimori.

"El Ministerio Público (MP) archivó 17 de un total de 19 denuncias por supuestos delitos contra la fe pública, en la modalidad de falsificación de firmas de documentos, por parte de los miembros de mesa durante la segunda elección de las Elecciones Generales (EG) 2021, demostrando así que no existió ninguna irregularidad o fraude electoral por parte de los organismos electorales", dijo el Ministerio Público en un comunicado.

La institución agregó que "con el archivamiento de esos casos, se confirma el informe de las misiones internacionales de observación electoral que participaron en las EG-2021, en el sentido de que los comicios fueron aceptables, razonables y transparentes".

Otros procesos

Este no es el primer proceso que enfrenta Castillo, quien ni siquiera ha cumplido un año en el cargo para el que fue electo. La anterior fiscal general, Zoraida Ávalos, dejó una investigación abierta por los presuntos delitos de tráfico de influencias y colusión, tras los polémicos ascensos en las Fuerzas Armadas de Perú, pero el proceso solo podrá iniciar cuando el presidente culmine su mandato.

A finales del mes pasado, cuando se anunció la nueva investigación, Castillo aseguró que se trataba de "una persecución política irracional" en su contra, que también buscaría afectar a "diferentes ministerios".

"¿Y el resto de gestiones? ¿Y los demás presidentes de la república? ¿Y los demás ministros? ¿Fueron santos? ¿No tienen nada ahora? […] ¿Los problemas del Perú están naciendo recién en este Gobierno?", se cuestionó Castillo en esa oportunidad, tras reiterar que no había robado "ningún centavo al país".

La gestión del mandatario ha estado marcada por la convulsión política desde su asunción, que estuvo en suspenso por las denuncias de "fraude" por parte del Fujimorismo, que finalmente fueron desestimadas. Desde entonces, la oposición ha hecho varios intentos para vacar a Castillo que han fracasado porque no logran conseguir los 87 votos que se requieren.

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7