Actualidad

WSJ: Arabia Saudita rechazó la petición de EE.UU. sobre el retraso del recorte de producción

Publicado:
Según el medio, Riad considera la presión de Washington como una táctica política para "evitar malas noticias antes de las elecciones de medio mandato" en el país norteamericano, de las que depende el control del Congreso.

Días antes de que la OPEP+ aprobara un significativo recorte en la producción de petróleo la semana pasada, Estados Unidos pidió a Arabia Saudita y otros productores principales del golfo Pérsico que aplazaran su decisión por un mes, informa The Wall Street Journal citando fuentes cercanas a las conversaciones.

Los funcionarios estadounidenses advertían a los líderes sauditas que un recorte de producción sería calificado como una clara elección de Riad para ponerse del lado de Rusia en el conflicto con Ucrania y debilitaría aún más el ya mermado apoyo al reino por parte de Washington.

Arabia Saudita rechazó las peticiones y el pasado 5 de octubre, junto con otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, aprobó recortar la producción de petróleo en dos millones de barriles diarios a pesar de la presión de Washington para bombear más crudo.

Riad considera la presión de la Administración Biden como una táctica política para "evitar malas noticias antes de las elecciones de medio mandato en EE.UU." previstas para el 8 de noviembre, de las que depende el control del Congreso, señala el medio. La decisión de la OPEP+ supone un aumento esencial del precio de la gasolina en EE.UU., donde los altos precios del combustible y la inflación han sido temas centrales en la campaña electoral.

Mientras, el retraso de un mes solicitado por Washington habría supuesto un recorte de producción realizado en los días previos a las elecciones, demasiado tarde para tener un gran efecto en los bolsillos de los consumidores antes de la votación.

La decisión de Riad representa un giro desde sus planes anteriores de convencer a la OPEP+ para que aumentara la producción en 500.000 barriles diarios, reducidos hasta 100.000 barriles tras la visita de Biden al reino en julio pasado, según fuentes en el Gobierno saudita.

En septiembre, el ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salmán al Saud, ideó el primer recorte, que propuso profundizar en una llamada a los líderes del golfo antes de la reunión de la semana pasada de la OPEP+ en Viena (Austria), según delegados del grupo. El ministro citó el plan de Washington de imponer un techo al precio del petróleo. "Es nosotros contra ellos", dijo al menos a dos ministros de los países del golfo Pérsico.

"Decepcionado por esta decisión miope"

La resolución de Riad desilusionó a Washington. En respuesta al anuncio, la Casa Blanca publicó un comunicado en el que declaró que el presidente estadounidense estaba "decepcionado por esta decisión miope".

"Está claro que la OPEP+ se alinea con Rusia con el anuncio de hoy", declaró la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, calificando la medida de "error".

Por su parte, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, señaló que su país está considerando diferentes opciones de respuesta en las relaciones con Arabia Saudita tras los recortes de producción de crudo anunciados por la OPEP+. Varios congresistas estadounidenses instaron a cesar las ventas de armas a Riad y a retirar a sus tropas de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Adel al Jubeir, ministro de Exteriores saudita, afirmó el viernes en una entrevista con Fox News que "Arabia Saudita no politiza las decisiones sobre el petróleo" y que "la idea de que [Arabia] Saudita lo emplearía para perjudicar a EE.UU." es "absolutamente incorrecta".

"Estamos comprometidos en asegurar la estabilidad del mercado petrolero en beneficio de los consumidores y los productores", detalló, agregando que en el contexto de "desaceleración de economías en todo el mundo" fue importante tomar la medida "preventiva" para evitar "el colapso del mercado energético".

Precios

Se trata de la mayor disminución en la producción desde el comienzo de la pandemia de covid-19, cuando la organización la recortó en 10 millones de barriles diarios debido a la caída de la demanda.

Cabe recordar que los precios del petróleo eran superiores a los 120 dólares y se desplomaron hasta los 80 dólares en junio por el temor a la posibilidad de una recesión económica mundial.

El precio del petróleo Brent llegó este martes a 94,01 dólares, un aumento del 13 % desde los 82,86 dólares registrados el 26 de septiembre.

El secretario de la Federación Musulmana de España, Yusuf Fernández, señaló que las relaciones entre Arabia Saudita y EE.UU. —que hasta ahora estaban basadas en apoyo político por parte de Washington a Riad a cambio del petróleo barato— "se han terminado", dada la mala relación entre el presidente Joe Biden y el príncipe heredero Mohamed bin Salmán al Saud. Indicó también que el país árabe ahora necesita precios del petróleo altos para financiar sus proyectos y también poder pagar la deuda que le generó la guerra de Yemen.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7