Actualidad

Dudas sobre el esfuerzo de la Eurocámara para limpiar su reputación tras el escándalo de corrupción

Publicado:
Según diarios belgas, países como Catar y Marruecos habrían dado importantes sumas de dinero y regalos a parlamentarios en Bruselas para que contribuyeran a lavar la imagen de dichas naciones.

La presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, dará a conocer una serie de reformas en un intento por restaurar la credibilidad del órgano, tras el reciente escándalo de corrupción en que se ha visto envuelto. Sin embargo, son muchos los diputados y expertos que aseguran que los pasos no serán suficientes. 

Hace un mes, la Eurocámara quedó conmocionada por la detención de su vicepresidenta Eva Kaili y por los registros policiales en los domicilios de una serie de empleados y exempleados donde se encontraron 1,6 millones de dólares en efectivo.

A día de hoy, siguen aflorando más detalles sobre el caso. La presunta trama de sobornos a altos funcionarios por parte de países extranjeros comenzó a gestarse hace ya más de cuatro años. Según diarios belgas, al menos dos naciones (Catar y Marruecos) habrían dado importantes sumas de dinero y regalos a parlamentarios en Bruselas tratando de influir en ellos para que lavaran la imagen de dichos países.

Más de 20 registros

"Lo más grave es que asistimos a las sospechas generalizadas de que esto está pasando, no solo con Marruecos y Catar, sino con empresas determinadas y también con otros países, y que no se haya hecho nada", explica a RT el político español Javier Couso, que fue eurodiputado entre 2014 y 2019.

En total, se han realizado más de 20 registros, algunos de ellos incluso en la sede del Europarlamento. Sin embargo, la resonancia de esta trama tiene que ver con el alto perfil de las personas investigadas. Así ocurre con Antonio Panzeri, que fue eurodiputado durante quince años, presidió la Subcomisión de Derechos Humanos y también la comisión de la Unión Europea y Marruecos. Cuando dejó el cargo fundó, paradójicamente, 'Lucha por la Impunidad'.

El escándalo ha sacudido a las instituciones europeas, cuyas máximas autoridades han reaccionado. La actual presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha expresado su preocupación por el hecho de que un caso de corrupción como este haya estallado en el corazón de la Cámara Europea.

"No habrá impunidad"

En ese sentido, Roberta Metsola, presidenta del Parlamento Europeo, ha calificado la corrupción destapada de ataque contra los valores de la democracia y promete que habrá tolerancia cero contra estos casos. "No habrá impunidad, ninguna, los responsables descubrirán que este Parlamento está del lado de la ley […]. No habrá encubrimientos de ningún tipo", declaró.

El Parlamento Europeo es la única institución del club comunitario cuyos miembros son elegidos por la población de las 27 naciones. Hace años ya se aprobó un reglamento donde los europarlamentarios, por un lado, no podían recibir regalos de más de 150 euros y, por otro, tenían que declarar los viajes pagados por terceros. Sin embargo, hay quienes creen que no hay controles suficientes. Los europarlamentarios pueden tener otro trabajo y, además, no tienen la obligación de comunicar con quién se reúnen a diario.

Las autoridades belgas han dejado claro que la investigación, que comenzó hace ya varios meses, sigue abierta. Una investigación que, según los organismos de control de la Eurocámara, puede convertirse uno de los mayores casos de corrupción en la historia de la Eurocámara.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7