Actualidad

Dimite una alta funcionaria de Bogotá tras denuncias de coimas y mal uso de crematorios

Publicado:
El senador colombiano Iván Cepeda hizo mención a que los "hornos crematorios se habrían utilizado para desaparecer manifestantes del paro nacional".

La denuncia sobre presuntas irregularidades en los cementerios distritales de Bogotá llevó a la renuncia de Luz Amanda Camacho, directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), que es la instancia encargada de gestionar los servicios funerarios, de limpieza y de alumbrado público. 

La dimisión de Camacho fue anunciada después de que los integrantes del Concejo de Bogotá, la máxima autoridad político-administrativa, exigieran la salida de la directora de la UAESP debido al mal funcionamiento de los hornos crematorios, en casos que incluían la desaparición de cuerpos y el indebido manejo de las cenizas. 

Al respecto, el senador Iván Cepeda, de la coalición Pacto Histórico, hizo mención a la investigación que retoma las declaraciones de un empresario del sector funerario que denunció las coimas pagadas a funcionarios públicos para la obtención de contratos, así como las malas prácticas en materia de cremación e identificación de cuerpos en Bogotá. 

"Denuncian que hornos crematorios en Bogotá se habrían utilizado para desaparecer manifestantes del paro nacional", escribió Cepeda este lunes en su cuenta de Twitter, junto con un enlace noticioso que retoma el trabajo de investigación realizado por la revista Cambio. 

El reportaje contiene una entrevista a Sergio Venegas, quien fue director comercial de Jardines Luz y Paz, una de las empresas que ganó una millonaria licitación de UAESP para administrar los cementerios de Bogotá, en asociación con otros empresarios. 

En entrevista con Cambio, Venegas afirmó que en el marco del paro nacional del 2021 en Colombia, unas 300 personas fueron cremadas sin ser identificadas. "Le puedo decir que pudieron llegar unas 300 personas, que llegaron, se cremaron y nadie dice nada, o sea, no hay una documentación", dijo. 

Además, en el cementerio de Serafín, existen unas 1.500 tumbas sin identidad, agregó. Aunque no mencionó el nombre del oficial, el empresario señaló que "un general de la Policía desaparecía ciudadanos e iba y los dejaba allá".

En medio de un enfrentamiento entre empresarios por la gestión de los cementerios, Venegas también aseguró que, como ejemplo de la mala gestión, hay bolsas de plástico llenas de ceniza, como si se tratara de basura. 

Sobornos

El exdirector de Jardines Luz y Paz también admitió que desembolsó 1.500 millones de pesos (unos 319.493 dólares) en "pagar los sobornos a los funcionarios que asignaron el contrato". "La plata que se destinó para la directora de la UAESP fueron 1.050 millones de pesos (223.645 dólares)", agregó. 

Entrevistada por Cambio, Camacho —entonces directora de la UAESP— negó esta información. No obstante, la presión que ejerció el Concejo de Bogotá surtió efecto y la funcionaria anunció su renuncia este domingo. 

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7