Actualidad

Evo Morales encabeza la Celac Social en Argentina, la reunión paralela a la cumbre presidencial

Publicado:
Morales aprovechó para responder de manera directa a la jefa del Comando Sur de EE.UU., quien la semana pasada reconoció el interés que ese país tiene en el litio y en otros recursos naturales. "América Latina no es patio trasero ni su hacienda", advirtió el exmandatario boliviano.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, encabezó hoy en Buenos Aires la presentación de la Celac Social, un foro de organizaciones sindicales, feministas, campesinos y de derechos humanos paralelo a la cumbre que reunirá a los presidentes de este bloque político este martes en la capital argentina.

Al explicar los alcances de esta reunión, Morales recordó que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) nació en 2010, cuando él gobernaba en Bolivia, Hugo Chávez en Venezuela, Rafael Correa en Ecuador y Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, entre otros presidentes de izquierda. Actualmente está conformada por los 33 países de la región.

"Constituimos la Celac como una liberación de la OEA (Organización de Estados Americanos). Ustedes saben que la OEA es un instrumento del imperio norteamericano", dijo el exmandatario.

También recordó que recientemente gobiernos de derecha intentaron terminar con este espacio, pero no pudieron. Fue una referencia directa al expresidente Jair Bolsonaro, quien renunció a la Celac, organismo al que su sucesor, Luiz Inacio Lula da Silva, ya se reincorporó.

"Con el retorno del hermano Lula, se fortalece la Celac. Los movimientos sociales de América Latina y el Caribe tenemos la obligación de acompañar, tenemos la obligación de fortalecerla. Ser apolíticos, antisindicales, es la doctrina del imperialismo. Tenemos que seguir defendiendo la democracia y a nuestros gobiernos recientes, a nuestros gobiernos antiimperialistas", convocó.

Morales aprovechó para responder de manera directa a la jefa del Comando Sur de EE.UU., Laura Richardson, quien la semana pasada reconoció el interés que Washington tiene en el litio y en otros recursos naturales.

"América Latina no es patio trasero ni su hacienda (...) ante la nueva amenaza intervencionista yanqui, reiteramos que los pueblos libres de la Patria Grande defenderán su soberanía", advirtió el exmandatario boliviano.

¿Qué es?

En la conferencia de prensa, Hugo Godoy, secretario general de la Confederación de Trabajadores de Argentina (CTA), explicó que la Celac Social que nace este lunes es una instancia institucional fundamental y estratégica para la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

"Este espacio articula a más de 100 movimientos sociales, de mujeres, de campesinos y campesinas, de pequeños empresarios, de sindicatos, de derechos humanos", dijo.

María Fernanda Pereyra, representante de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), agregó que quienes participan en este espacio defienden la autodeterminación de los pueblos.

"Creemos que es necesario que se terminen las bases militares en nuestros territorios. Tenemos que seguir luchando por una moneda común y soberanía económica", señaló.

Mónica Valente, secretaria ejecutiva del Foro de San Pablo, agregó que tienen "sueños de integración, de solidaridad, de desarrollo" y todo ello solo se podrá sostener a partir de una fuerte organización popular que contrarreste la amenaza que representa la ultraderecha antidemocrática.

"Es fundamental el desarrollo de la Celac Social para poder concretar los avances que necesitamos, tenemos tres desafíos: la lucha por la democracia, contra el golpismo, contra la desigualdad social y la protección de la Madre Tierra", expresó.

Retos

Los cientos de militantes de diversas organizaciones que conformaron la Celac Social se congregaron por la tarde en el Espacio Memoria y Derechos Humanos de Buenos Aires para llevar a cabo la Cumbre de los Pueblos, que emitió una declaración sobre los desafíos que enfrenta la región.

El documento será entregado a la Cumbre presidencial que encabezarán mañana los presidentes de Argentina, Alberto Fernández, y Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva.

"La unidad de América Latina y el Caribe es una condición para alcanzar la verdadera independencia", señala el escrito que convoca a consolidar una zona de paz, tomar un sendero de desarrollo que dé fin a las inaceptables brechas con los países centrales, y obturar la posibilidad de que la región se convierta en un territorio de disputa entre potencias ajenas a ella.

También hace un llamado a garantizar la estabilidad política y a diseñar una nueva arquitectura financiera internacional, orientada al desarrollo productivo con inclusión social, que revise "el proceso de endeudamiento salvaje" de los países.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7