Actualidad

Indignación en Canadá por el trato sufrido por un niño autista a manos de policías que lo esposaron contra el suelo (VIDEO)

Publicado:
La organización AutismBC exige un enfoque diferente por parte de las autoridades cuando se trata de personas con trastorno del espectro autista.
Indignación en Canadá por el trato sufrido por un niño autista a manos de policías que lo esposaron contra el suelo (VIDEO)

Un video en el que dos agentes de la Policía de Tránsito de Vancouver tienen esposado contra el suelo a un niño autista de 12 años en un hospital local ha causado indignación en Canadá.

En la grabación de tres minutos, que ha sido compartida por la madre del menor indígena, Mia Brown, se oye cómo pide a los policías que suelten a su hijo, que padece de un trastorno del espectro autista. "Esto es demasiado. Otros policías no son así. Ustedes son los primeros, lo saben, ¿verdad?", expresa. Al cabo de unos dos minutos, los agentes sueltan al menor y lo dejan en una habitación a solas con su madre. "Dios mío, no puedo creer que te hayan hecho esto. Esto no está bien", agrega.

La Policía de Tránsito del metro explicó en un comunicado enviado a CBC que respondió la tarde del pasado jueves a una llamada de un trabajador. Al llegar al lugar los agentes encontraron a un adolescente "agrediendo físicamente" a su madre, quien tenía "la cara ensangrentada", intentaron "desescalar verbalmente" la situación, pero el niño empezó a empujar a la mujer hacia las vías "causando una preocupación aún mayor por su seguridad". Los policías esposaron al menor para llevarlo al hospital para una evaluación de salud mental donde le quitaron las esposas antes de que se produjera el incidente grabado en el video.

"El uso de la fuerza física es siempre el último recurso. No obstante, en este caso era una medida necesaria para garantizar la seguridad de la persona [la madre], del público en general y de los agentes implicados", apuntó la Policía.

En la publicación, la madre del menor explica que él ya había asistido previamente a ese centro médico y se molestó porque la sala en la que habían esperado al médico en una visita anterior estaba ocupada. "Así que mi hijo comenzó a lloriquear y, un momento después, lo empujaron al suelo y lo esposaron", señaló. Asimismo, agregó que intentó "alejar a estos hombres de mi hijo, pero ni siquiera pude quitarles las manos" por lo que empezó a grabar.

Ante esta situación, Julia Boyle, directora general de AutismBC, organización sin fines lucro que trabaja con las personas con autismo, indicó que el video evidencia la necesidad de mantener un enfoque diferente por parte de las autoridades cuando se trata de personas autistas. "Aunque hubiera habido un comportamiento agresivo, ese niño de 12 años sigue siendo vulnerable. Sigue necesitando protección", dijo agregando que, en algunos casos, la implicación de la Policía, que debería ser "una aliada" de los niños y adultos autistas, "solo agrava la situación".

La Unión de Jefes Indios de Columbia Británica aseguraron en un comunicado estar "consternados por el trato horrendo" sufrido por el menor. "Los niños merecen ser atendidos con compasión, en lugar de eso fueron recibidos con cruel violencia. Nuestras manos se elevan hacia la madre que actuó con valentía en una situación tan horrible", dice el texto.

Por su parte, la Policía de Tránsito dijo que contactó a una organización que imparte formación a las fuerzas del orden "para obtener apoyo y orientación" con el objetivo de "tratar mejor a las personas neurodivergentes que presentan un mayor riesgo debido a la escalada del comportamiento violento".

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7