El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

La Fuerza Espacial de EE.UU. anuncia un nuevo enfoque en la compra de lanzamientos de cohetes

Publicado:
Las compañías aeroespaciales ULA y SpaceX ya no coparán solamente los próximos lanzamientos, sino que otras empresas tendrán la oportunidad de firmar un contrato con los militares.
La Fuerza Espacial de EE.UU. anuncia un nuevo enfoque en la compra de lanzamientos de cohetes

Un nuevo enfoque de la Fuerza Espacial de EE.UU. en materia de estrategia de adquisición de lanzamientos de cohetes para sus misiones de seguridad nacional no solo permitirá lanzar más satélites, y a menor coste, sino que también dará a más empresas la posibilidad de competir por contratos del Ejército estadounidense.

En el marco del programa denominado Fase 3 de NSSL (Lanzamiento Espacial de Seguridad Nacional, en sus siglas en inglés) anunciado recientemente, la Fuerza Espacial divide el proceso de adquisición en dos grupos de proveedores, o "líneas", para unos 70 lanzamientos:

  • Línea 1: Representa un nuevo método en el que unas 30 misiones con menos requisitos y un proceso de licitación más flexible permiten a las compañías competir por los lanzamientos.
  • Línea 2: Representa el enfoque tradicional en el que se prevé seleccionar a dos empresas para unas 40 misiones con los requisitos más elevados.

Este enfoque, conocido como "arquitecturas híbridas", se aleja del servicio más antiguo. Precisamente, en el planteamiento que ya se venía aplicando hasta hora, el de la Fase 2, solo dos proveedores realizaban lanzamientos espaciales para la seguridad nacional: United Launch Alliance (ULA), una empresa conjunta de Lockheed Martin y Boeing, y SpaceX, de Elon Musk.

La dirección de la Fuerza Espacial también ha nombrado varias empresas para que compitan en el proceso, como Rocket Lab, Relativity y ABL Space Systems. Además, recientemente el Mando de Sistemas Espaciales firmó un plan de certificación con Blue Origin, de Jeff Bezos, para su cohete New Glenn.

"Varios factores han influido significativamente en nuestra estrategia, sobre todo el creciente mercado de lanzamientos comerciales y el aumento de más del 50 % de las misiones espaciales de seguridad nacional con respecto la Fase 2", declaró el coronel Doug Pentecost, director ejecutivo adjunto de los programas del Mando de Sistemas Espaciales, señalando el ahorro de costes que supone el enfoque competitivo de la compra. 

Por su parte, el coronel Chad Melone, jefe de la división de Adquisición e Integración de Lanzamientos del Mando de Sistemas Espaciales, declaró a los periodistas el viernes que se había elegido dos enfoques diferentes ya que esto permitiría "dejar espacio" para el crecimiento, tanto para las empresas que buscan entrar en el mercado de los lanzamientos militares como para las autoridades que quieran mejorar la resistencia de los satélites estadounidenses.

"Creemos que la diversidad que vamos a ver en la Línea 1 beneficiará a las fuerzas de seguridad. Por mucho que pensemos que va a beneficiar a los proveedores que se incorporen y a los nuevos proveedores emergentes que compitan, también creemos que las fuerzas de combate se benefician de esa resistencia y diversidad", dijo.

comentarios
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7