El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

El Gobierno de EE.UU. se enfrenta a su cierre, entre discrepancias sobre la ayuda a Ucrania: ¿Qué hay que saber?

Publicado:
Desde la Casa Blanca acusan a "los republicanos extremos" de "jugar a juegos partidistas con las vidas de las personas".
El Gobierno de EE.UU. se enfrenta a su cierre, entre discrepancias sobre la ayuda a Ucrania: ¿Qué hay que saber?

Faltan menos de 24 horas para el eventual cierre obligado del Gobierno de EE.UU. debido a la falta de consenso en el Congreso, tanto entre los republicanos y los demócratas, como dentro de la propia bancada conservadora, sobre la estructura de gastos para el próximo año fiscal.

Las discrepancias, que vienen acumulándose durante las últimas semanas y en las que la financiación de la ayuda a Ucrania ha desempeñado un papel importante, se agudizaron este viernes, después de que el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, manifestara su oposición al proyecto de gasto provisional (herramienta conocida como CR en inglés), alcanzado en el Senado, controlado por los demócratas, que busca dar a las negociaciones más tiempo para acordar las cifras de gasto para todo el año.

En vez de ello, McCarthy instó al Senado a excluir del proyecto de gastos provisionales de siete semanas los fondos previstos para la asistencia a Kiev y evitar así un cierre del Ejecutivo. La iniciativa de la Cámara Alta propone unos 6.000 millones de dólares de ayuda a Ucrania en lugar de los 24.000 millones solicitados por la Casa Blanca. 

"Creo que si tuviéramos un proyecto limpio sin Ucrania en ello, probablemente podríamos ser capaces de avanzar. Creo que si el Senado incluye a Ucrania [en el proyecto] y se centra en Ucrania por encima de EE.UU., podría causar verdaderos problemas", remarcó el jefe de la Cámara baja del Congreso en declaraciones a la CNN. Sin embargo, señaló que la Cámara de Representantes seguirá trabajando "contrarreloj" para evitar el cierre del Gobierno.

Este sábado, el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Steve Scalise, afirmó que esta misma jornada se votará un anteproyecto de gastos para mantener el Ejecutivo abierto de forma provisional a lo largo de 45 días, hasta mediados de noviembre. La iniciativa no contiene fondos para financiar la ayuda a Kiev, precisó. Por su parte, McCarthy destacó que el proyecto contiene gastos para ayudar a los estadounidenses afectados por catástrofes. "Nada más. Nada menos", afirmó.

A continuación, repasamos todo lo que tienen que saber sobre un posible cierre del Gobierno y sus consecuencias.

¿Qué causa un cierre?

El cierre (shutdown, en inglés) del Gobierno estadounidense, tanto parcial como total,  ocurre cuando el Congreso no logra aprobar 12 proyectos de ley que constituyen el presupuesto de gastos discrecionales para el año fiscal, que arranca cada 1 de octubre, ni tampoco alcanza un acuerdo provisional. Ello se debe a que las agencias gubernamentales tienen prohibido gastar o comprometer fondos sin contar con la luz verde de la rama legislativa del poder, que luego debe ser refrendada por el presidente.

¿Qué pasa durante el 'shutdown'?

Cuando se produce un 'shutdown', departamentos y agencias estatales activan sus planes de contingencia, al tiempo que se ven obligados a tomar una serie de medidas:

  • Detener todos los proyectos y actividades en el plazo de varias horas
  • Suspender a los empleados en licencias no remuneradas cuyas actividades laborales no hayan quedado exentas del cierre
  • Dejar de pagar a todos los empleados públicos y contratistas, tanto si están trabajando como si no
  • No firmar más contratos de bienes y servicios

Por otra parte, no todos los entes gubernamentales se ven afectados por el cierre, dado que los trabajadores públicos, cuyos servicios se consideran esenciales, seguirán cumpliendo con su deber sin recibir sus sueldos, hasta que el Congreso llegue a un acuerdo sobre los gastos. Entre los empleados con funciones esenciales figuran, entre otros, aquellos que sirven en agencias de seguridad o velan por el control del espacio aéreo.

En caso de materializarse el cierre a partir del 1 de octubre, cientos de miles de personas dejarían de recibir sus sueldos de forma temporal o serían puestos en situación de licencia no remunerada. Durante el último 'shutdown', que se prolongó desde el 22 de diciembre de 2018 hasta el 25 de enero de 2019, pasando a ser el más largo en la historia del país, unos 420.000 empleados federales trabajaron sin recibir sueldos, mientras que unos 380.000 fueron enviados a permisos no remunerados.

Mientras, los contratistas de las agencias federales podrían verse abocados a una situación aún peor, dado que, a diferencia de los empleados públicos federales, no tienen garantizado que se les devuelva la paga una vez reabierto el Gobierno.

Sin embargo, algunos programas y beneficios sociales, como Social Security o Medicare, no se ven afectados, ya que el Congreso tiene aprobados los gastos para estas necesidades sin una fecha de expiración, algo que se conoce como "gasto obligatorio", explica el laboratorio de ideas Bipartisan Policy Center.

En cuanto a los estadounidenses de a pie, podrían enfrentarse a las siguientes contratiempos:

  • Retrasos de vuelos
  • Cierre de algunos museos y parques nacionales
  • Cierre de tribunales de inmigración con el retraso en la tramitación de casos
  • Posible suspensión de obras en la infraestructura de transporte
  • Inspecciones de seguridad alimentaria podrían verse interrumpidas
  • Miles de niños de familias con bajos ingresos podrían no acceder al programa de educación temprana por falta de fondos

Por su parte, la Casa Blanca ya advirtió que un cierre frenaría la financiación de casi 2.000 proyectos de recuperación en todo el territorio nacional. Asimismo, la Administración del presidente Joe Biden acusa a los "republicanos extremos" —que exigen recortes de gastos más amplios— de "jugar a juegos partidistas con las vidas de las personas" . "Su enfoque partidista contrasta fuertemente con los avances bipartidistas del Senado para mantener abierto el Gobierno", comentó la Casa Blanca en un comunicado.

Impacto económico

En el ámbito de la economía, un cierre podría repercutir en el crecimiento y agravar la sensación de incertidumbre, especialmente si el 'shutdown' se dilata por un amplio período de tiempo, recoge CNN. Entre otros efectos negativos, figuran el crecimiento del nivel de desempleo, la disminución del producto interior bruto y el encarecimiento de créditos.

Se estima que cada semana de cierre gubernamental podría costar a la economía estadounidense unos 6.000 millones de dólares y reducir el PIB en 0,1 puntos porcentuales en el cuarto trimestre de 2023, según los pronósticos de la consultoría EY.

¿Son frecuentes los cierres de Gobierno en EE.UU.?

Durante los primeros 200 años de existencia de EE.UU. como país soberano, no se produjo ni un solo cierre. Sin embargo, desde 1980 la nación norteamericana ha atravesado un total de 14 cierres, a menudo como resultado de la polarización política entre republicanos y demócratas.

Desde el Bipartisan Policy Center señalan que, en caso de materializarse, el cierre de 2023 se parecería más al que tuvo lugar en 2013 que al de 2018-2019, que fue un cierre parcial. En 2013, el cierre se prolongó durante 16 días, afectó a todos los departamentos y a todas las agencias que se financian mediante asignaciones anuales, ya que el Congreso no había aprobado ningún proyecto de ley de gastos antes de que expirara la financiación.

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7