El canal internacional
de noticias en español
más visto en el mundo
Actualidad

¿Qué implican los acuerdos entre Ecuador y EE.UU. sobre los que Noboa tiene luz verde para activar?

Publicado:
Uno es relativo a operaciones contra actividades marítimas transnacionales ilícitas y el otro sobre "Estatuto de las Fuerzas".
Imagen ilustrativa

La Corte Constitucional (CC) de Ecuador resolvió que dos acuerdos en materia de seguridad firmados entre ese país y EE.UU., durante la administración de Guillermo Lasso (2021-2023), no requieren la aprobación de la Asamblea Nacional.

Según la resolución de la CC, su ratificación para ponerlos en marcha "no requiere de aprobación legislativa" al no observarse que los acuerdos se encuentren "incursos en los presupuestos del artículo 419 de la Constitución". Esto significa que no se refieren a materia territorial o de límites, tampoco establecen alianzas políticas o militares ni comprometen el patrimonio natural.  

Con esa decisión, la CC da vía libre al actual mandatario, Daniel Noboa, para que, de acuerdo a la ley, active esos dos convenios. Por tanto, el Gobierno está a solo una firma de ratificarlos.

Los documentos fueron firmados en septiembre y octubre de 2023, a poco de que Lasso dejara la Presidencia, y son: "Acuerdo entre la República del Ecuador y los Estados Unidos de América Relativo a Operaciones Contra Actividades Marítimas Transnacionales Ilícitas", y "Acuerdo entre el Gobierno de la República del Ecuador y el Gobierno de los Estados Unidos de América relativo al Estatuto de las Fuerzas".

"Desplazarse libremente"

El acuerdo relativo a "Operaciones Contra Actividades Marítimas Transnacionales Ilícitas", también conocido como "Shipriders", fue firmado el pasado 27 de septiembre por el entonces canciller ecuatoriano, Gustavo Manrique.

El convenio incluye la aplicación de operaciones combinadas entre los dos países, que estarían previamente planificadas y autorizadas por la Armada ecuatoriana. Por ejemplo, un buque estadounidense podrá actuar en aguas del Ecuador al detectar actividades relacionadas con delitos de narcotráfico, pesca ilegal y tráfico de migrantes.

"Va a estar bajo el mando de la representante de la Fiscalía, la Policía y la Guardia Costera Ecuatoriana", dijo entonces el embajador de EE.UU. en Ecuador, Michael Fitzpatrick, en declaraciones a Ecuavisa.

Por su parte, Manrique, mencionó que este convenio permite a Ecuador contar con las capacidades operativas marítimas de EE.UU. y que las autoridades del país andino "se trepen en sus embarcaciones que son más rápidas, más modernas, más eficientes", a fin de "capturar a esas personas que delinquen".

El acuerdo, insistió, "fortalece la lucha bilateral contra estas nefastas actividades" y aseguró que no contempla la instalación de tropas estadounidenses en Ecuador. "Entran en períodos de corta duración, hacen los operativos y se retiran. Y, para este efecto, las autoridades ecuatorianas se embarcan en barcos extranjeros, para no perder soberanía y para que sean nuestras autoridades quienes tomen las decisiones", recalcó.

Posteriormente, el 6 de octubre, se firmó el acuerdo relativo al "Estatuto de las Fuerzas", conocido como SOFA, por sus siglas en inglés. Este convenio, que es de acceso público en la web de la CC, está relacionado con la visita de buques a territorio de Ecuador, entrenamiento, ejercicios, actividades humanitarias, acciones de cooperación para abordar retos de seguridad compartidos, como el tráfico ilícito de sustancias estupefacientes, terrorismo internacional y otras amenazas.

En su artículo 5, por ejemplo, plantea, que las aeronaves, los buques y los vehículos operados por el Departamento de Defensa de EE.UU., o que en ese momento estén en funciones exclusivamente para dicha dependencia, "podrán entrar al territorio del Ecuador, salir de él y desplazarse libremente por el mismo".

Señala, además, que estos "no estarán sujetos al pago de peajes por tránsito terrestre", tampoco pagarán "cuotas de aterrizaje, parqueo, puerto, cargos de practicaje, tarifas de transporte en barcaza u otros derechos portuarios en instalaciones de propiedad de Ecuador y operadas por este".

Asimismo, en el artículo 10, Ecuador reconoce que "es probable que las Fuerzas Armadas de los EE.UU. tengan que utilizar el espectro radioeléctrico" y su uso no tendrá costo alguno.

Mientras que el artículo 11 reza: "Ambos gobiernos obviaran cualquier reclamo (excepto los reclamos contractuales) entre sí por daño, pérdida o destrucción de bienes de la otra parte o por lesión o muerte de miembros del personal de las Fuerzas Armadas de cualquiera de los gobiernos o su personal civil, que surja del cumplimiento de sus deberes oficiales en relación con actividades al amparo del presente acuerdo".

Y añade que los reclames de terceros por daños o perdidas causados por personal de los EE.UU. serán resueltos por el Gobierno estadounidense, de acuerdo con las leyes y regulaciones de dicho país.

Ceder soberanía

Roberto Marchán, coronel de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, aunque coincide con la decisión de la CC, dice que estos acuerdos implican ceder la soberanía ecuatoriana a EE.UU.

Por tanto, sí considera que debe haber un control político desde el Parlamento. "La Asamblea (Nacional) debe exigir que cada cierto tiempo el Ministerio de Defensa rinda cuentas sobre las actividades que están desarrollando con los norteamericanos", expresó, citado por Radio Pichincha.

El pasado 11 de enero, durante una entrevista con FM Mundo, Noboa, quien hace dos semanas declaró un "conflicto armado interno" en la nación andina y posteriormente recibió la visita de funcionarios estadounidenses, comentó que no es un momento para rechazar la ayuda extranjera.

"No es un momento de, por ego o vanidad, decir que: 'no, vamos a proteger nuestra soberanía, no vengan militares acá'. Necesitamos apoyo militar en fuerza de personas, de soldados, asimismo como asistencia en inteligencia, asimismo como artillería y equipamiento", dijo entonces.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7