Actualidad

Cura mexicano con chaleco antibalas: "El Gobierno debe proteger, no los ciudadanos"

Publicado:
Ante la escalada de violencia en el estado mexicano de Michoacán, el Gobierno, y no los grupos de autodefensa, debería proteger la zona, señaló en RT el sacerdote Gregorio López, conocido por celebrar misa con un chaleco antibalas.
Este cura de 46 años ha sido víctima de ataques violentos e incluso de intentos de asesinato en numerosas ocasiones. Sin embargo, no tiene miedo a alzar su voz y denunciar lo que está ocurriendo en Michoacán, donde los propios vecinos tienen que movilizarse en contra de los carteles del narcotráfico ante la insuficiencia de las medidas gubernamentales.

Según el padre, los denominados 'grupos de autodefensa', formados principalmente por agricultores y lugareños, son en buena medida quienes garantizan la seguridad en la zona. En su opinión, "están haciendo un trabajo muy bueno, muy certero, muy exacto", pero ese "no es el trabajo de ellos".

"Los propios ciudadanos están haciendo un trabajo que le correspondería al Gobierno", afirmó el sacerdote en RT. López dijo que incluso lleva un chaleco antibalas para que el Gobierno mexicano se dé cuenta de lo delicada que es la situación en esa región.

Asimismo, pidió a los fieles que tomen no solo valor, sino también las medidas de precaución necesarias ante los crecientes episodios de violencia.

La organización Human Rights Watch para América Latina también ha manifestado su preocupación por el bajo nivel de seguridad en México. En un informe, la entidad destaca que los esfuerzos del Gobierno de Enrique Peña Nieto para investigar, perseguir y juzgar los casos de asesinatos y desapariciones forzadas durante la guerra contra el narcotráfico emprendida por su predecesor son insuficientes.
RT