X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/5oH

WikiLeaks: Uribe había buscado el diálogo con las FARC

Publicado: 9 dic 2010 12:48 GMT

A comienzos del 2010 el gobierno colombiano, presidido por Álvaro Uribe, intentó establecer una comunicación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El diario español ‘El País’ dio a conocer una nueva filtración de WikiLeaks, que muestra que en los últimos meses de su mandato

WikiLeaks: Uribe había buscado el diálogo con las FARC
WikiLeaks: Uribe había buscado el diálogo con las FARCRT
Síguenos en Facebook

A comienzos del 2010 el gobierno colombiano, presidido por Álvaro Uribe, intentó establecer una comunicación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El diario español ‘El País’ dio a conocer una nueva filtración de WikiLeaks, que muestra que en los últimos meses de su mandato Uribe intensificó considerablemente sus contactos para entablar una relación directa con la guerrilla. Los documentos revelan que uno de los máximos líderes de la organización armada incluso podría haberse reunido con los diplomáticos norteamericanos.

En enero de 2010, el comisionado para la Paz del Gobierno colombiano, Frank Pearl, le dijo al embajador estadounidense William Brownfield que el gobierno estaba estableciendo “canales de comunicación” con los insurgentes de las FARC, para “generar un clima de confianza y preparar unas hojas de ruta" que acaben con la violencia guerrillera.

La guerrilla más poderosa de América Latina se había debilitado mucho en los ocho años de mandato de Uribe: su gobierno logró acabar con la hegemonía territorial, abatir a varios efectivos y aniquilar a algunos de sus líderes. Estas gestiones, según Pearl, iban a favorecer al gobierno que fue elegido en las elecciones de junio.

La desaparición de las cabecillas de las FARC (Manuel Marulanda, alias 'Tirofijo', fallecido en mayo de 2008 y Raúl Reyes, que murió en un bombardeo meses después) hizo posible un reemplazo “corriente del contexto internacional”. Alfonso Cano fue nombrado el nuevo jefe de las FARC, y el gobierno esperaba construir una nueva relación inteligente con la banda. Según el diario 'El País', un tiempo después de la elección de Cano, Pearl informó a la embajada que en Suecia se estaba organizando un encuentro entre el Gobierno y el grupo.

Sin embargo, el propio Álvaro Uribe se mostró bastante escéptico acerca de la posibilidad de negociaciones. Esto se lo confió al vicesecretario de Estado norteamericano, James Steinberg, durante una reunión en Bogotá. El mandatario explicó que quería establecer la paz mediante la desmovilización de los guerrilleros y diferentes programas sociales, pero señaló que los insurgentes no negociarían mientras estén disfrutando del apoyo que les brinda Venezuela. En esa ocasión Uribe pidió a Steinberg que compartieran datos sobre "los grupos terroristas colombianos que se esconden en Venezuela".

La información revelada llegó en febrero, pero los eventos recientes confirman la falta de optimismo de Uribe. En abril, los representantes de las FARC emitieron un comunicado en el que rechazaron un encuentro con el gobierno en el extranjero.

Según se desprende del artículo de 'El País', este no es el único caso de intentos de aproximación del gobierno colombiano con los terroristas. En 2008, tras la liberación de Ingrid Betancourt, el entonces comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, le confesó al embajador estadounidense que se habían contactado con Alfonso Cano para proponerle un desenlace digno mediante la negociación, bajo la condición de que las FARC no aprovecharan las conversaciones para “reconstruir su capacidad militar”. El único obstáculo del diálogo fue el carácter del líder de las FARC, con “un enfoque leninista” y lejos de lo que se llama “dialogante”. Además, su política “de línea dura” se complementaba con la agresividad” de Mono Jojoy, comandante militar de la guerrilla. Según explicó un político de la izquierda, Cano estaba totalmente entregado a la lucha y dispuesto a estrechar los lazos con Venezuela.

De hecho, las relaciones con la república bolivariana no pasaban por su mejor momento. Los ordenadores incautados a Raúl Reyes revelaron el apoyo económico y armamentístico que prestaba Caracas a las FARC.

Al mismo tiempo, el miembro del Secretariado y jefe del Bloque Occidental de la guerrilla, Pablo Catatumbo, envió a un representante suyo para reunirse en Bogotá con un consejero político estadounidense. El gobierno colombiano ya estaba informado. El guerrillero no mandó ningún mensaje concreto, pero buscó una aproximación con el gobierno estadounidense que, según él, podría prestar un apoyo que “sería clave en el proceso de paz”.

Un asesor de Uribe dijo que Catatumbo es el más pragmático de los jefes de la banda, pero una negociación con él sería posible sólo en caso de que los más radicales como el Mono Jojoy y Alfonso Cano, fueran capturados o diezmados. El pasado 22 de septiembre fue liquidado Jojoy. En cuanto a Cano, por el momento sigue en el asedio militar.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias