Actualidad

Las brujas maldicen al Gobierno rumano

Publicado:
El Gobierno rumano tendrá que afrontar una de las peores pruebas de su historia: la magia negra. Un grupo de hechiceras descontentas por una nueva norma que les obliga a pagar impuestos han amenazado con lanzar maleficios contra el Gobierno. La razón de la furia de las brujas -como ellas mis

El Gobierno rumano tendrá que afrontar una de las peores pruebas de su historia: la magia negra. Un grupo de hechiceras descontentas por una nueva norma que les obliga a pagar impuestos han amenazado con lanzar maleficios contra el Gobierno.

La razón de la furia de las brujas -como ellas mismas se denominan- es la ley que el gabinete de Traian Basescu aprobó recientemente en la que los astrólogos, brujas, adivinadores de fortunas y embalsamadores son reconocidos como profesionales autónomos, lo que les obliga a pagar impuestos.

Ante la fuerte crisis económica, el Gobierno rumano ha decidido ampliar el número de profesiones y negocios posibles para que puedan contribuir a la recuperación económica de Rumania. A partir de ahora las brujas serán obligadas a dedicar el 16% de sus ingresos a pagos de pensiones y del sistema de seguridad social, como cualquier otra profesión que esté reconocida a nivel estatal.

Las brujas se congregaron en la orilla del Danubio donde hicieron un verdadero sabbat. Hicieron hechizos contra el Gobierno con perros muertos y lanzaron al río cocción de mandrágora envenenada, una planta que tiene una raíz que a menudo se parece a un ser humano y de la que se cree que tiene poder para hacer mal de ojo a una persona.

En Rumania la mayoría de los habitantes son ortodoxos cristianos, pero las supersticiones y la fe en los poderes ocultos son algo común. Según algunos rumores, el mismo presidente del país, Traian Basescu, a veces va acompañado por el parapsicólogo Aliodor Manolea, y lleva ropa morada y amuletos en días clave para ahuyentar los malos espíritus.

RT