Actualidad

Anticastrista mintió ante las autoridades para permanecer en EE. UU.

Publicado:
La mentira resultó ser el peor camino para obtener la ciudadanía estadounidense en el caso del actual acusado de falso testimonio Luis Posada Carriles, un radical militante anticastrista y perpetrador de varios atentados, cuya extradición es reclamada por Venezuela.
Anticastrista mintió ante las autoridades para permanecer en EE. UU.

La mentira resultó ser el peor camino para obtener la ciudadanía estadounidense en el caso del actual acusado de falso testimonio Luis Posada Carriles, un radical militante anticastrista y perpetrador de varios atentados, cuya extradición es reclamada por Venezuela.

Uno de los testigos claves en el expediente de la justicia texana contra Posada, Gilberto Abascal, a quien se le atribuye la pertenencia a la red de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) para la que trabajaría como agente encubierto, desmintió la versión del trayecto con el que el procesado llegó a Estados Unidos. El anticastrista declaró repetidamente ante los servicios migratorios desde 2006, e insistió durante la audiencia que había entrado en el territorio estadounidense vía Matamoros (México) a Brownsville (Texas). Pero un nuevo testimonio reveló que el exiliado cubano usó la vía de Isla Mujeres a Miami (Florida) a bordo de una embarcación privada, 'La Santrina', acompañado de varios residentes de Bahamas.

El testigo Abascal indicó que una tripulación integrada por él junto a otras cuatro personas zarpó de las islas Bahamas hacia Isla Mujeres (México), en donde debían recoger a Posada Carriles. Recordó además varios episodios del viaje que pudieron ser verificados con documentos fotográficos.

En particular, en el punto de partida el propietario del yate, Santiago Álvarez Magriñat, llegó en un carro de golf, en el que, junto con otros tres hombres, acompañó a Posada a buscar una peluquería que finalmente encontraron y en la que éste último se cortó el pelo. Este testimonio fue verificado por la Fiscalía estadounidense que presentó al tribunal una serie de fotos de todos los participantes del viaje en el puerto y una más de Posada Carriles en la barbería mientras le atendían.

A continuación el testigo dijo que cuando salieron de Isla Mujeres, al día siguiente, Posada Carriles se encontraba entre los ocupantes del barco. Tras hacer un breve alto en aguas de Bahamas todos siguieron su rumbo hasta llegar a Miami, en donde Álvarez les pidió las cámaras desechables con las que tomaron las fotografías de su trayecto.

Paradójicamente, Posada Carriles, acusado de terrorismo en la República Bolivariana de Venezuela, un gran experto en explosivos, había sido entrenado por otro servicio especial estadounidense: la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Se cree que, bajo sus órdenes, el acusado realizó decenas de operaciones contra el Gobierno cubano. No obstante, a pesar de su experiencia, no pudo hallar un lenguaje adecuado para comunicarse con el servicio migratorio de EE. UU. de forma veraz y, por el contrario, mintió una y otra vez, haciéndolo incluso ante el juez. En la actualidad Posada se está enfrentando a 11 cargos por fraude y perjurio.

Durante los cuatro últimos años el terrorista de origen cubano ha buscado la permanencia legal en el país norteamericano para evitar el castigo al que ha sido sentenciado tanto en su país de nacimiento como en Venezuela. En este último país las autoridades consideran el propio proceso texano como un intento de continuar retrasando la extradición del criminal confeso solicitada por la nación suramericana años atrás.

Allí tiene en su contra acusaciones por la muerte de 73 personas a bordo de un avión cubano que explotó en pleno vuelo en 1976, así como por la fuga de la cárcel venezolana donde cumplía condena por aquel acto terrorista. Se le inculpan asimismo el asesinato del italiano Fabio Di Celmo como resultado de un atentado contra instalaciones turísticas de La Habana en 1997 y la organización de una conspiración para asesinar al propio líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19