X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/6dp

Tanto libios como extranjeros son víctimas en Trípoli y Bengasi

Publicado: 21 feb 2011 16:25 GMT

Más de 60 manifestantes han muerto el lunes en los enfrentamientos con el Ejército y las fuerzas de seguridad, en las calles de las ciudades libias. Esta cifra, citada por la organización no gubernamental Human Rights Watch, deberá sumarse a las 233 personas que fallecieron en los días anteriores

Síguenos en Facebook

Más de 60 manifestantes han muerto el lunes en los enfrentamientos con el Ejército y las fuerzas de seguridad, en las calles de las ciudades libias. Esta cifra, citada por la organización no gubernamental Human Rights Watch, deberá sumarse a las 233 personas que fallecieron en los días anteriores, como consecuencia de la represión a las acciones de protesta tanto en la capital como en Bengasi, segunda ciudad más grande de Libia. Ésta es la estadística de las pérdidas denunciada por la cadena Al Jazeera, con referencia a las fuentes hospitalarias dentro del país.

Los manifestantes prendieron fuego varios edificios estatales, la Casa de Gobierno y el Ministerio de Justicia entre ellos. Según otra información contradictoria, los cuerpos del orden público prácticamente abandonaron las calles de Trípoli, bajo la presión de los protestantes. Horas antes, al mismo paso, los rumores provocaron   que el líder de la Gran Jamahiriya Árabe, Muammar Gaddafi, huyera del país. La muchedumbre se apoderó del armamento de los cuarteles abandonados.

Por otro lado, se advierte que las protestas callejeras en Libia adoptan un enfoque étnico y no solo político. Supuestamente, los vecinos libios opinan en su multitud que los mercenarios extranjeros les privan de puestos de trabajo, aunque no ha surgido ningún comentario explicativo al respecto.

Alrededor de 18 constructores coreanos y bangladeshíes, resultaron heridos (dos de ellos de gravedad), como consecuencia de la penetración de un grupo de manifestantes en un lugar de obras en Bengasi. Varios integrantes del colectivo atacante tenían navajas y armas de fuego. Desataron una trifulca con los obreros, entre los que había más de 1.000 personas originarias de Bangladés y cerca de 50 coreanos, todos empleados por una empresa registrada en Corea del Sur.

Según los datos disponibles, los representantes de las compañías petroleras Shell y Statoil, las Embajadas británica y estadounidense, además de varias oficinas europeas, han ya enviado a sus familias a casa. Las empresas rusas decidieron no poner en riesgo las vidas de los operarios de sus proyectos y sugirieron a todos, menos algunos pocos representantes, que abandonen el país “temporalmente” al final del día.

Mientras tanto, varios operarios turcos se vieron atrapados por la situación en Bengasi. Acorde a sus declaraciones ante distintos medios de información, la ciudad está bajo el control de los grupos opositores y a los empleados extranjeros nos se les permite salir a la calle.

Supuestamente, los participantes de las protestas tomaron el control sobre el aeropuerto de Bengasi o sus trabajadores están en una huelga que no fue avisada debidamente a nivel internacional. De todos modos, un avión turco, enviado por Ankara para repatriar a su gente, no logró establecer el enlace con los controladores aéreos de los servicios terrestres de la pista a la hora de aterrizar por la mañana del lunes. Luego de este incidente, los pilotos tomaron la decisión de volver a Turquía.

Cerca de 350 constructores de origen ruso no consiguieron abandonar el país a causa de la inestabilidad del transporte aéreo en Bengasi por la noche. 204 de ellos sirven a un proyecto ferroviario que uniría Bengasi con Sirte, la localidad natal de Muammar Gaddafi. Aunque no tengan nada en contra de seguir desempeñando sus funciones laborales, eso se hace de hora en hora más problemático.

La extracción del petróleo -uno de los recursos más importantes en la exportación libia- ha sido totalmente cancelada el lunes en el yacimiento petrolífero Nafura, en el sur del país. Los operarios de esta región, tanto nacionales como extranjeros, protestaron contra los métodos para disolver las manifestaciones utilizados por las autoridades en el Este del país. Además, exigieron reformas políticas y cierta mejora en las condiciones de trabajo. La empresa noruega Statoil optó por interrumpir sus perforaciones en el territorio de la Gran Jamahiriya. Asimismo, BP anunció la evacuación de una gran parte de sus trabajadores. La Unión Europea en general se está preparando para retirar urgentemente a sus ciudadanos.

Antes se informaba de decenas de extranjeros detenidos en Trípoli, por sospecha de haber conspirado contra la estabilidad política del régimen existente. De este modo, las represalias libias resultan ser las más severas de todo el eje de protestas, que incluyó en las últimas semanas a los colindantes Túnez, Egipto, además de Yemen, Marruecos, Bahréin, Jordania e Irán.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias